NUEVA INCAPACIDAD TEMPORAL Lo que hay que saber
08 de Septiembre de 2014

El Real Decreto 625/2014 de 18 de julio, BOE 21/7/2014, sobre Control y Gestión de los procesos por Incapacidad Temporal sustituye al Real Decreto 575/1997 de 18 de abril.

En vigor desde el 1 de septiembre de 2014



1. Las mutuas, así como el Instituto Nacional de la Seguridad Social o el Instituto Social de la Marina (ISM), ejercerán el control y seguimiento de la prestación económica de la incapacidad temporal, pudiendo realizar aquellas actividades que tengan por objeto comprobar el mantenimiento de los hechos y situaciones que originaron el derecho al subsidio desde el momento de expedición del parte de baja.

2. El servicio público de salud, el ISM o las mutuas, que hayan emitido un parte de baja, podrán instar, motivadamente, ante el INSS, la revisión de la consideración inicial de la contingencia.
Si el facultativo de la mutua considera que la patología es de carácter común, y no tiene su origen en causa profesional o motivada por accidente de trabajo, podrá remitir al trabajador al servicio público de salud para su tratamiento, acompañando los informes que justifiquen su decisión. Si el servicio público de salud, a la vista de la motivación e informes del facultativo de la mutua, expide untarte de baja al trabajador por enfermedad común, no obstará a que el beneficiario pueda formular reclamación a la consideración otorgada a las contingencias ante el INSS.

3. Se exigirá a los facultativos la aportación de informes complementarios, en los procesos de IT cuya gestión corresponda al servicio público de salud y su duración prevista sea superior a 30 días naturales. El segundo parte de confirmación de la baja irá acompañado de un informe médico complementario. Además, trimestralmente, a contar desde la fecha de inicio de la baja médica, se expedirá un informe de control de la incapacidad en el que deberá pronunciarse el facultativo sobre la necesidad de mantener el proceso de IT del trabajador

4. Se modifica la periodicidad de los partes de conformación de baja.
Se extenderá en función del periodo de duración que estime el médico que los emite, par lo cual se elaborarán unas tablas de duración óptima de la incapacidad, tipificadas por los distintos procesos patológicos susceptibles de generar incapacidades, así como unas tablas sobre el grado reincidencia de aquellos procesos en las distintas actividades laborales.
Si se produce una modificación o actualización del diagnóstico, se admitirá un nuevo parte de confirmación con la duración estimada de baja; los siguientes partes se expedirán según la nueva duración estimada.

5. El plazo para la presentación de los partes por el trabajador a la empresa es de tres días hábiles tras su emisión.
Se mantiene el plazo de presentación del alta que es de 24 horas posteriores a la emisión, que obliga al trabajador a la reincorporación al trabajo.

6. Se amplían los plazos de presentación de solicitud de revisión de las altas médicas emitidas por las mutuas en los procesos de incapacidad temporal derivados de contingencias profesionales antes de 365 días.

  • Antes el trabajador tenía 4 días naturales para instar su revisión y a partir del 1/9/2014 será de 10 días hábiles desde su notificación.
  • Antes, el INSS o el ISM comunicaban a la mutua el inicio del procedimiento de revisión, dándole un plazo improrrogable de 2 días hábiles. Tras la modificación, será de 4 días hábiles par que aporte los antecedentes e informe sobre las causas que motivaron la emisión del alta médica.

7. Las mutuas pueden formular propuestas motivadas de alta médica –si considera que el trabajador puede no estar impedido par el trabajo- a las unidades de la inspección médica, que a su vez remitirán al facultativo correspondiente par que se pronuncie. Así mismo, la mutua debe informar al trabajador de la propuesta del alta.
En el caso de que la inspección médica del correspondiente servicio público de salud no reciba contestación de los facultativos o de los servicios médicos, o en caso de discrepar de la misma, podrá acordar el alta médica, efectiva e inmediata.
En todo caso de que la inspección médica del correspondiente servicio público de salud no reciba contestación de los facultativos o de los servicios médicos, o en caso de discrepar de la misma, podrá acordar el alta médica, efectiva e inmediata.
En todo caso, la inspección comunicará a la mutua, dentro del plazo de los cinco días siguientes a la fecha de recepción de la propuesta de alta (transitoriamente hasta el 1 de marzo de 2015, once días), la actuación realizada junto con los informes que el facultativo hubiera remitido.
Cuando la propuesta de alta formulada por una mutua no fuese resuelta y notificada en el plazo de cinco días (hasta el día 1 de marzo de 2015, once días), la mutua podrá solicitar el alta al INSS o al ISM que resolverá en el plazo de cuatro días siguientes a su recepción (hasta el día 1 de marzo de 2015, el plazo será de ocho días)

8. La citación de reconocimiento médico par el trabajador deberá serle comunicada con una antelación mínima de 4 días hábiles. En el caso en el que el trabajador no acuda, se procederá a la suspensión cautelar de la prestación económica dando un plazo de 10 días para justificar su ausencia. Si no se justifica, se procederá a la extinción del derecho al subsidio.
No obstante, el trabajador podrá justificar su incomparecencia aportando un informe emitido por el médico del servicio público de salud que le dispense la asistencia sanitaria indicando que su personación era desaconsejable debido a la situación clínica del paciente cuando la cita se hubiera realizado con un plazo inferior a cuatro días hábiles o cuando el beneficiario acredite la imposibilidad de su asistencia por otra causa suficiente.

Ver Galería