La sede provincial de CSIF en Sevilla ya es un espacio cardioprotegido
ACTUALIDAD | SALUD LABORAL
13 de Julio de 2021
  • Las instalaciones del sindicato cuentan desde principios de julio con un desfibrilador externo automático para primeros auxilios en caso de parada cardiorrespiratoria
  • La decena de trabajadores que están de forma permanente en las oficinas han recibido un curso sobre el dispositivo y reanimación cardiopulmonar que se repetirá anualmente

La sede provincial de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Sevilla se ha convertido en un espacio cardioprotegido porque desde el pasado 8 de julio cuenta en sus instalaciones con un desfibrilador, un dispositivo que facilita unos primeros auxilios adecuados e inmediatos en casos de parada cardiorrespiratoria mientras acuden los servicios de emergencia. La central sindical se suma así a la extensa red de espacios cardioprotegidos en toda Andalucía, de la que forman parte organismos públicos, empresas privadas e instituciones, entre otros.

La instalación de este equipamiento ha llevado aparejada la realización previa de un curso formativo específico para el uso de desfibriladores por parte de la decena de trabajadores que están en la sede de forma permanente, quienes han sido instruidos tanto en la teoría como en la práctica para optimizar el uso de esta dotación. En el curso, celebrado el mes pasado, también se ofrecieron nociones de reanimación cardiopulmonar (RCP) básica para prestar ayuda en caso de desvanecimientos, pérdida de conocimiento, atragantamientos o paradas cardiacas. El objetivo de CSIF Sevilla es actualizar estos conocimientos al menos una vez al año para que el personal los tenga frescos en su memoria en caso de necesitarlos.

En España hay aproximadamente 25.000 paradas cardiacas que ocurren fuera de centros hospitalarios y en muchos casos constituyen la primera manifestación de una enfermedad que no da la cara hasta ese momento. La supervivencia de las personas que las sufren depende de que se apliquen unas técnicas de reanimación básicas adecuadas en los primeros minutos tras producirse, lo que incrementa las posibilidades de superar el episodio en más del 50%.

La disponibilidad de un desfibrilador externo automático (DEA), que puede ser utilizado por personal ajeno a la profesión sanitaria con la realización del mencionado curso básico para su manejo, se ha demostrado como un recurso eficaz para reducir los fallecimientos por esta causa. Por ello, CSIF ha implantado este tipo de dispositivos en todas sus sedes provinciales y autonómicas en Andalucía, con la formación específica para utilizarlos y practicar maniobras de reanimación en beneficio de la seguridad y la salud de los trabajadores y de cualquier persona usuaria o ciudadano.

“Cuando nos encontramos ante una parada cardíaca, es esencial actuar cuanto antes. Cada minuto que pasa se reducen drásticamente las posibilidades de supervivencia”, apuntan desde CSIF Sevilla. “Un objetivo clave para CSIF es la asistencia de esa emergencia en el menor tiempo posible y con altos niveles de calidad y eficacia. Por ello, se ha procedido a la instalación del desfibrilador y a la formación específica de las personas trabajadoras en nuestro centro de trabajo, convertido ya en un espacio cardioprotegido”, añade el sindicato.

La central sindical considera que esta medida es fundamental para alcanzar el objetivo primordial de “garantizar la protección eficaz de la seguridad y salud de las personas trabajadoras y los usuarios de la sede”.