CSIF Sevilla reclama una solución urgente a la falta de aparcamientos para los profesionales del Hospital Virgen Macarena
ACTUALIDAD | SANIDAD
16 de Abril de 2021
  • El sindicato presenta más de mil firmas recogidas ante la progresiva disminución de plazas, que perjudica tanto al personal como a los vecinos
  • Propone el uso compartido del aparcamiento de la Facultad de Medicina o del Parlamento, el acondicionamiento de la zona de estacionamiento del Hospital San Lázaro, llegar a un acuerdo con la concesionaria del parking privado o habilitar una bolsa en algún punto cercano que se complemente con una lanzadera

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Sevilla, primera fuerza multiprofesional del SAS, ha pedido una solución urgente a la falta de aparcamientos en el entorno del Hospital Universitario Virgen Macarena, una situación que viene sufriendo el personal del centro desde hace décadas.

CSIF ha denunciado la progresiva disminución de plazas de estacionamiento en un escrito dirigido al director gerente del área hospitalaria y con la presentación de más de mil firmas recogidas entre los profesionales. “Los trabajadores y las trabajadoras del hospital son los principales afectados por este problema histórico”, ha dicho José Navarro, responsable de la sección sindical de CSIF en el hospital, quien ha añadido que “esto se ha agravado en los últimos tiempos con las obras de larga duración que se están llevando a cabo y como consecuencia de la crisis sanitaria por la COVID-19, que ha obligado a habilitar diferentes infraestructuras para atender a los usuarios en zonas anteriormente destinadas a aparcar”.

El sindicato ha explicado la necesidad de acabar con la situación lo antes posible debido a los múltiples riesgos e incidencias que conlleva. Navarro ha señalado que los profesionales del área hospitalaria “tienen que acudir con mucha antelación a su puesto de trabajo y aun así existe el riesgo de que haya algún retraso en la hora de entrada, algo que les genera gran estrés y repercute en la calidad asistencial a los usuarios”.

A esto se suman otras situaciones de gran dificultad como la coacción por parte de los ‘gorrillas’ que hay en la zona, la pérdida económica que supone darles dinero a diario y la inseguridad por los posibles daños en los vehículos. Además, la falta de aparcamiento no es solo un problema para la plantilla del hospital, sino para los propios vecinos del barrio, que ven reducidas sus opciones para estacionar debido a la gran cantidad de coches que acuden a diario a la zona desde otros barrios o localidades sevillanas.

Una situación semejante ocurre en el entorno del Hospital Provincial San Lázaro, dependiente del área hospitalaria Virgen Macarena, donde la zona de aparcamientos no se encuentra bien aprovechada ni en buenas condiciones. El sindicato solicitó hace unos años que se habilitase la zona para los profesionales, pero la única medida llevada a cabo fue echar albero, una solución poco práctica pues la falta de mantenimiento y los efectos meteorológicos como la lluvia y el viento han ocasionado auténticos desniveles y los trabajadores se piensan si entrar o no.

Ante la falta de acciones por parte de las administraciones competentes en los últimos años, la sección sindical de CSIF en el área hospitalaria Virgen Macarena ha hecho varias propuestas a la dirección para solucionar un problema cada vez más insostenible. CSIF ha formulado la posibilidad de llegar a un acuerdo con la Facultad de Medicina o con el Parlamento de Andalucía para el uso compartido de sus instalaciones “ya que ambos edificios cuentan con plazas de aparcamiento libres e incluso están prácticamente vacíos en los meses de verano”, ha remarcado Navarro.

Igualmente, CSIF propone llegar a un acuerdo con la empresa concesionaria del parking privado para que los profesionales puedan contar con una zona de estacionamiento, al igual que se ha hecho en otros hospitales de la ciudad y de la provincia.

Por último, la Central Sindical propone buscar una bolsa de aparcamientos en algún punto de la ciudad cercano al hospital, como puede ser el Estadio Olímpico en La Cartuja o el Parque del Alamillo, y facilitar un servicio de lanzadera que acerque a los profesionales al hospital en 10 o 15 minutos al centro hospitalario.