CSIF Sevilla muestra su rechazo a la supresión de unidades escolares en los centros públicos de la provincia
02 de Marzo de 2021
  • El sindicato denuncia que la pérdida de grupos refuerza a la concertada y perjudica a las familias, que se quedan sin poder escolarizar a sus hijos en centros cercanos
  • Planea una concentración junto a otras fuerzas sindicales, AMPAS y asociaciones para exigir la estabilidad de las plazas públicas y la recuperación de las perdidas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Sevilla, primera fuerza sindical de la enseñanza pública a nivel provincial y autonómico, ha alertado de la supresión de unidades escolares en centros públicos de la provincia. Cuando se cumple un año de la huelga convocada para protestar contra el decreto de escolarización de la Consejería de Educación y Deporte, el sindicato ha vuelto a mostrar su rechazo a una norma que supone un ataque a la escuela pública y un refuerzo de la concertada-privada.

CSIF Educación Sevilla ha destacado el caso de localidades como Mairena del Aljarafe -- donde se llega a partir con cinco unidades menos en Infantil de 3 años-- Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas, Écija, Marchena o Morón. Una situación que también se produce en Sevilla capital, donde se pierden, por ejemplo, unidades en Triana (CEIP San Jacinto y CEIP Vara del Rey), San Bernardo (CEIP Joaquín Turina) y el Polígono Norte (CEIP Vara del Rey).

“Con estas acciones desde la Delegación se orienta la escolarización, provocando un trasvase de alumnado desde la educación pública a la privada-concertada”, ha expresado Manuela Tagua, responsable del sector de Educación de CSIF Sevilla. Y ha añadido que “mientras en determinadas zonas como el casco histórico hay familias que se quedan sin poder escolarizar a sus hijos e hijas en centros públicos, se siguen concertando unidades”.

Frente al blindaje de la educación concertada, la Central Sindical ha exigido, como mínimo, la estabilidad de las plazas públicas y una posterior recuperación de todas las que se han eliminado. El año pasado de perdieron cerca de 600 grupos en toda Andalucía, siendo aproximadamente 200 en la provincia de Sevilla.

“En la situación actual provocada por la pandemia de la COVID-19 es más que razonable que haya una disminución de ratios y, de paso, no se cierren unidades. Por cada una que se elimina se provoca la pérdida de empleo público, de pluralidad y de calidad y se fomenta el desplazamiento de personal docente y no docente”, ha referido Tagua. “No tiene sentido partir del límite máximo, pues luego esto se traduce en ratios por encima de lo permitido debido a las matriculaciones extemporáneas. La Administración lo sabe pero actúa como si no fuese a suceder”, ha alertado.

Asimismo, CSIF ha explicado que la Consejería de Educación y Deporte sigue apostando por la educación privada-concertada bajo el pretexto de “demanda social” en contra de la LOMLOE, norma de rango superior.

Por todo ello, la Central Sindical está planificando concentraciones en el mes de marzo junto a otras fuerzas sindicales, AMPAS y asociaciones de estudiantes, que anunciarán en una rueda de prensa el jueves 4 de marzo a las 10:00 en la Delegación Territorial de Educación de Sevilla. CSIF exige a la Administración andaluza una apuesta firme por la educación pública de calidad y que la caída de la natalidad se refleje en una bajada de ratio que garantice la seguridad en las aulas.

Por último, el sindicato ha recordado que, coincidiendo con el proceso de escolarización que se realiza en marzo, tiene en activo una campaña animando a padres y madres a apostar por la pública para la educación de sus hijos e hijas.