CSIF Sevilla denuncia que el Ayuntamiento no realiza test de detección de COVID-19 a la plantilla de TUSSAM para evitar el contagio entre empleados
ACTUALIDAD | ADMINISTRACIÓN LOCAL
08 de Octubre de 2020
  • El sindicato envió un escrito al alcalde en junio pidiendo pruebas y equipos de protección para las y los profesionales de la empresa municipal de transportes, pero el consistorio no ha dado respuesta meses después

La sección sindical de CSIF en TUSSAM, el consorcio de Transportes Urbanos de Sevilla, ha denunciado que el ayuntamiento de la capital hispalense no realiza test de detección de SARS-CoV-2 a la plantilla de la empresa municipal para evitar la propagación tras detectar positivos entre el personal que la conforma.

El sindicato ha alertado de la situación de desprotección que sufre la plantilla “por la falta de medidas de prevención y detección a la que la somete el Ayuntamiento de Sevilla”, según ha declarado Joaquín Martínez, secretario general de CSIF TUSSAM. El representante sindical ha explicado que la Administración municipal no realiza los test necesarios “ya no de una forma rutinaria, sino después de que algún trabajador o trabajadora dé positivo y avise de su situación”.

El personal de TUSSAM, además, desempeña sus funciones como conductores, mecánicos, servicio de limpieza y repostado, y en el área administrativa con un alto riesgo de contagio por COVID-19 al no contar con equipos de protección individual (EPI), tan solo se les ha facilitado mascarillas y gel de manos. De esta manera, Joaquín Martínez ha insistido en la “necesidad urgente de realizar pruebas o test rápidos a los profesionales por el especial riesgo que presenta su trabajo, tanto para ellos como para las personas usuarias a las que atienden en su labor diaria”.

Así lo hizo saber CSIF TUSSAM en un escrito dirigido al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el pasado mes de junio y que aún no ha recibido respuesta. De igual manera, la representación sindical de CSIF en la empresa de transportes tramitó otro escrito en el mes de abril dirigido a la gerencia de la empresa pública y tampoco recibió contestación.

En la comunicación enviada al alcalde de Sevilla se le recordó que la plantilla de TUSSAM no ha dejado de prestar servicio desde el inicio de la pandemia al ser catalogada su labor como esencial, lo que ha supuesto y sigue suponiendo una clara y evidente exposición al contagio por COVID-19; sin embargo, dichos trabajadores no tienen aún previsión de poder tener acceso a los test que sí se están realizando a otros empleados y empleadas del consistorio, lo que constituye un agravio comparativo entre profesionales.

A juicio de la sección sindical de CSIF Sevilla en TUSSAM, la realización de test es vital para frenar los contagios entre las y los trabajadores, que siguen en aumento a causa de una deficiente inversión en prevención y salud por parte de la gerencia. Y añade que la falta de pruebas de detección y de equipos de protección va en contra de la normativa existente en materia de prevención de riesgos laborales, algo que podría ser constitutivo de delito.

Por último, Joaquín Martínez ha reiterado la necesidad de que el personal de TUSSAM reciba el mismo trato que el resto de trabajadores municipales, que han realizado y siguen realizando una labor esencial y han dado muestra de su compromiso con la ciudadanía de Sevilla. Por ello mismo ha pedido que no se demore más la dotación al personal de TUSSAM de equipos de protección y la realización de todas las pruebas que sean necesarias con el objetivo de frenar el contagio entre los profesionales y su entorno, así como entre las personas que usan a diario el transporte público en la capital hispalense.