CSIF insiste en la mala gestión y la falta de diálogo de la Dirección Gerencia del Distrito Sanitario de Sevilla
ACTUALIDAD | SANIDAD
09 de Junio de 2020
  • El Sector de Sanidad del sindicato acude a la concentración a las puertas del SAS convocada este martes junto al resto de fuerzas sindicales
  • La Central Sindical, que pidió la dimisión del gerente hace unas semanas, denuncia el recorte en las retribuciones al personal de enfermería y la toma de decisiones de forma unilateral

CSIF Sanidad Sevilla ha asistido a la concentración convocada este martes por los profesionales del dispositivo de Apoyo de Urgencias de Atención Primaria del Distrito Sanitario de Sevilla ante las puertas del Servicio Andaluz de Salud para mostrar su rechazo a la gestión del director gerente del mismo. La protesta, que había sido programada por CSIF Sevilla junto al resto de fuerzas sindicales -- Comisiones Obreras, UGT, Satse y USO --, es la respueata a las decisiones unilaterales y totalitarias del gerente del distrito.

CSIF Sevilla, primera fuerza multiprofesional del SAS, ha trasladado sus protestas a la calle ante la continua falta de respuesta a los numerosos escritos registrados telemáticamente y a los correos electrónicos solicitando información y presentando reclamaciones para la defensa de los derechos de los profesionales. "CSIF se encuentra en una situación de incomunicación total con la Dirección Gerencia, que se opone a todo tipo de diálogo", ha declarado José Vargas, delegado de CSIF en el Distrito Sanitario de Sevilla.

La Central Sindical, que hace unas semanas pidió la dimisión de la Dirección Gerencia, ha insistito en la mala gestión y la falta falta de diálogo con los representantes de los trabajadores, al mismo tiempo que ha reclamado que se regularicen "las condiciones laborales y retributivas de los profesionales conforme al desempeño efectivo de noches, festivos, festivos dobles, turnicidad, peligrosidad y penosidad", tal y como figura en el manifiesto difundido por las fuerzas sindicales. Cabe destacar que CSIF Sanidad Sevilla denunció el pasado mes de mayo el recorte en la nómina del mes de marzo del personal de enfermería, sin negociación previa ni consenso.

A ello se suman las faltas de respeto continuadas por parte del gerente y el maltrato institucional cesando injustificadamente a cargos intermedios del Distrito que ha demostrado su profesionalidad y buen hacer durante años. De esta manera, los trabajadores manifiestan una continua sensación de marginación y malestar por las "coacciones y amenazas soterradas como práctica habitual y estilo de gestión" por parte del responsable directivo del Distrito.

Otras de las razones que llevaron a CSIF Sanidad Sevilla a pedir la dimisión de la dirección fueron la falta de refuerzo de las plantillas de Atención Primaria de cara a la desescalada, en la que la asistencia en centros de salud es de vital importancia, así como la falta de directrices claras y uniformes para abordar las diferentes fases en los centros dependientes del distrito, "dejando a criterio de cada uno la puesta en marcha de la cartera de servicios". Esto ha desembocado en una atención muy dispar si se compara la organización de cada uno de los 31 centros de salud más los dos anexos que lo componen.

El sindicato denunció también la imposición del plan de vacaciones de 2020, planificado sin consenso con las fuerzas sindicales teniendo en cuenta la compleja situación que se vive actualmente por la pandemia covid-19. Un plan para el período estival que "contempla el cierra de los centros de salud (31 más dos anexos) en horario de tarde, dejando solo 8 puntos de atención en el referido turno y en el de noche".