CSIF denuncia el “todo vale” para ser Bombero en la Diputación de Sevilla
06 de Julio de 2015

Aprovechando la parada institucionalde la Diputación Provincial de Sevilla provocada por la celebración de las últimas elecciones municipales que mantenía sin constituir el Pleno de la Diputación Provincial de Sevilla con los nuevos partidos políticos que han salido de las urnas, Ciudadanos y Democracia Participativa-Participa, el Presidente de la Corporación en funciones convocó el pasado 18 de junio un concurso-oposición para cubrir un número de plazas de bomberos no determinado.

Sin más anuncio que la web de la Diputación, nada se ha publicado en BOP, BOJA o BOE y con la denominación de “Bolsa de empleo” se pretende incluir en la plantilla de la Diputación a un número indeterminado de funcionarios interinos que accederán a la función pública obviando todas las leyes y procedimientos que contempla cualquier oposición para los funcionarios de carrera que como agentes de la autoridad la Ley de Gestión de Emergencias de Andalucía determina que tienen que ser los bomberos.

Una convocatoria de concurso-oposición que lejos de aprovechar el 100% de tasa de reposición de las vacantes disponibles, que el artículo 21, H) de la Ley 22/2013 de Presupuestos Generales del Estado posibilita a los Servicios de Bomberos, y convocar un concurso oposición para cubrir las 31 plazas de la Oferta de Empleo Público de 2014 aprobadas en diciembre, convoca una “bolsa de empleo” que incumple el Real Decreto 896/1991, de 7 de junio, por el que se establecen las reglas básicas y los programas mínimos a que debe ajustarse el procedimiento de selección de los funcionarios de Administración Local.
Entre las irregularidades más flagrantes que incurre la citada bolsa se encuentra la eliminación de los ejercicios teóricos, esto supone que para ser Bombero en Diputación no es necesario conocimiento alguno de legislación ni de los temas específicos de la profesión. También llama la atención que no sea necesario saber nadar para ser bombero de Diputación, no hay prueba física de natación; y entre las escasas exclusiones médicas, que dejan fuera de control incontables patologías que si están especificadas en las bases de otras convocatorias, tampoco se controla el posible consumo de estimulantes o cualquier tipo de droga que pudiera alterar la condición física de los aspirantes. Un preocupante efecto llamada al uso de productos dopantes por los aspirantes que ven como sus competidores usándolos los superan con facilidad.
Por todo ello CSIF ha solicitado a Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía la anulación de esta convocatoria de “bolsa” de la Excma. Diputación de Sevilla así como la convocatoria urgente del Consejo Andaluz del Fuego como órgano competente para el desarrollo de este controvertido tema del acceso del bombero Andaluz a la función pública.

CONTACTO:
Delegado CSIF Bomberos Sevilla
Antonio Santín Martínez

Ver Galería