CSIF solicita el cese del delegado territorial de la Junta en Segovia por negar el caos producido el día 27 en la residencia mixta de mayores
05 de Noviembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) solicita el cese “inmediato” del delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López Escobar, “por mentir a la ciudadanía segoviana, para justificar la grave situación vivida en la Residencia Mixta de Personas Mayores el pasado 27 de octubre, como consecuencias de la avería de los ascensores, cuando su responsabilidad le exige abrir una investigación y depurar responsabilidades”.

Ante las declaraciones y respuestas dadas por el delegado territorial, CSIF insiste en que “sí hubo problemas en la residencia con las cenas y con la movilidad de los residentes, y que las consecuencias fueron minimizadas por la entrega y el trabajo de todos los empleados públicos que se encontraban de servicio”.

Javier López Escobar “miente cuando dice que hubo una avería en dos de los tres ascensores, remarcando que en todo momento hubo un ascensor funcionando”, lamenta CSIF. “Ese ascensor al que hace referencia el delegado, como si fuera de uso común, no lo es, ya que ese es exclusivo de uso de cocina y para en ese departamento. Si se hubiera podido utilizar ese tercer ascensor, que explique López Escobar por qué no se utilizó para trasladar a los residentes desde el hall del centro a sus respectivas plantas, para bajarles al comedor general, o para la retirada de la basura de la tercera y cuarta planta. El delegado territorial o está mal informado, o intenta distorsionar la realidad y la versión dada por los trabajadores que recogió este sindicato, al que pretende desprestigiar”, señala CSIF.

También es falso que “la avería ya se había reparado y que la situación estaba normalizada, puesto que hasta el viernes 2 de noviembre no se sustituyó la placa que provocó la avería”, explica el sindicato independiente. Remarca que ese caos no se hubiera dado si ya estuviese funcionando el nuevo ascensor, cuyas obras comenzaron el 8 de junio y que hoy todavía no puede ser utilizado, por la falta de la recepción de la obra.

“Un asunto que sí debería preocupar al delegado territorial, así como explicar por qué no está en uso ya. Todo hubiera sido más sencillo si el delegado hubiera reconocido la avería; hubiera pedido disculpas a los residentes y a los familiares, y también a los trabajadores de la residencia; o se hubiera comprometido a resolver cuanto antes los problemas, para que no vuelvan a repetirse”, valora CSIF.

Este sindicato remarca que “la responsabilidad nos hace ser muy exigentes en la veracidad de las quejas que hacemos llegar la prensa, y como en otras ocasiones tenemos pruebas de lo denunciado el pasado 27 de octubre”. Las fotos enviadas con los carteles que explicaban cómo debían utilizarse los ascensores, después de la intervención de los técnicos que acudieron a su reparación, es una de esas pruebas.

Las quejas de los trabajadores que están reflejadas en los libros de incidencias es otra evidencia, junto a las presentadas por escrito por familiares en el centro. En algún caso, se ha llegado a interponer una queja ante la policía, avisa CSIF, que asegura que “nuestra denuncia es real y que no nos hemos inventado nada”.

¿El delegado territorial de la Junta va a decir también que los trabajadores y los familiares de los residentes mienten?, se pregunta CSIF. “Los trabajadores se sienten indignados, porque al no reconocer los hechos no se valora el gran esfuerzo que realizaron, para que los usuarios sufrieran, lo menos posible, las consecuencias de la avería”, dice. CSIF concluye que “Segovia no se merece un delegado territorial que, en lugar de dar soluciones, arremete contra un sindicato independiente de contrastada credibilidad, por lo que se están recabando firmas para ratificar que los hechos denunciados, sobre lo ocurrido el pasado día 27 en la residencia mixta de mayores, es cierto”.