Los profesores podrán acogerse al permiso de lactancia aunque la madre no trabaje
21 de Noviembre de 2014

Los profesores podrán acogerse al permiso de lactancia aunque la madre no trabaje

El TSJ atiende una demanda de CSI-F y suspende el condicionado de una orden de la Consejería de Educación sobre permisos laborales del personal docente, que discriminaba a los padres en el uso del permiso de lactancia.

Una reclamación de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) posibilitará que los padres también puedan coger el permiso laboral por lactancia, aunque la madre no trabaje. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha suspendido cautelarmente el artículo 23 de la Orden EDU/423/2014 de la Consejería de Educación, que sólo autorizaba ese permiso de lactancia al padre cuando la madre trabajaba.
La responsable de Enseñanza de CSI-F de Castilla y León, Isabel Madruga, considera que la decisión judicial avala “la opinión y el trabajo de nuestro sindicato, que desde el primer momento consideraba que se estaba vulnerando un derecho, y que se hacía un trato discriminatorio”. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ), valorando la posibilidad de que prosperara la reclamación de CSI-F, y para no perjudicar a los titulares de ese derecho del permiso de lactancia, ha suspendido cautelarmente los requisitos que impedían a los padres hacer uso del permiso.
El TSJ dictó el auto 14 de noviembre, después de que CSI-F solicitara la suspensión del condicionado señalado en el artículo 23, sobre vacaciones, permisos y licencias del personal docente. Esa norma indicaba que, en el caso de los permisos de lactancia de un hijo menor de 12 meses, el padre sólo podía ejercer el derecho si la madre trabajaba.
Un permiso de lactancia que consiste en tener una hora diaria de ausencia del puesto de trabajo, que puede dividirse en una reducción de media hora al inicio y al final de la jornada, o en una hora al inicio o al final de la jornada. Pero para que el padre pudiera ejercer ese derecho, debía solicitarlo con carácter previo, y acreditar la condición de trabajadora de la madre y que no disfrutaba de ese permiso.
El auto accede a la petición de suspensión de CSI-F, basándose en que la no suspensión ocasionaría un grave perjuicio a los padres afectados, porque el mero transcurso del tiempo, en caso de que se obtuviera una eventual sentencia favorable, haría inútil el permiso. El auto advierte, además, que no se percibe en este caso una grave afectación del interés público. Por tanto, suspende el condicionado del artículo 23, hasta que se produzca una sentencia firme sobre esa cuestión.
CSI-F explica que este asunto ya se trató en las mesas sectoriales de Enseñanza, en las que se informó de otras sentencias nacionales que daban la razón a la petición de CSI·F. “Si la administración nos hiciera más caso, no tendríamos que recurrir tanto a los tribunales, para resolver cuestiones de sentido común”, lamenta Madruga.

Ver Galería