CSI-F reclama a la Junta un cambio inmediato sobre la gestión del personal sanitario
19 de Enero de 2015

CSI-F reclama a la Junta un cambio inmediato sobre la gestión del personal sanitario

Demanda más ofertas de empleo y contratos más estables, que animen a los médicos a querer trabajar en Castilla y León. CSI-F también reclama una reorganización de los recursos humanos en la atención sanitaria, que hay que acordar con los representantes sindicales.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) exige a la Junta de Castilla y León que ponga fin a su equivocada política del personal sanitario, y que afronte de manera inmediata, sin esperar ni un minuto más, un proyecto estable de organización y gestión, que garantice el personal sanitario y multidisciplinar necesario, para ofrecer unos servicios sanitarios de calidad, y acabar con los colapsos y las esperas que se están sufriendo ahora en los hospitales y centros de salud de toda la Comunidad.
CSI-F lamenta que, un año más, la campaña de gripe vuelva a evidenciar las deficiencias sanitarias de Castilla y León, ligadas a la falta de médicos, de equipos de personal multidisciplinar, y de otros recortes de medios materiales. Un problema de colapso en Urgencias y otros servicios como los centros de salud, que no solo se da en este periodo invernal, sino que también se repite en otros periodos del año, como ocurre durante el verano, en buena parte de la Comunidad, por el incremento de población en el medio rural en los meses estivales.
CSI-F insta a la Junta a que afronte, de una vez por todas, desde el diálogo y el acuerdo con los sindicatos, un cambio en su política estructural y organizativa del personal sanitario, que permita contar con más médicos y un mayor equipo de profesionales sanitarios.
CSI-F afirma que si la Junta se encuentra con la dificultad de encontrar médicos disponibles, o con bolsas de médicos de sustitución agotadas, es porque se están ofreciendo unas condiciones laborales tan inestables e indignas, que no interesan a ningún profesional, que acaban un puesto de trabajo en otras comunidades.
CSI-F advierte de que el problema de la falta de médicos, tanto de familia como especialistas, se agravará alarmantemente en los próximos tres años, por la eminente jubilación de unos 300 médicos en la Comunidad, que incrementarán ese déficit de médicos. Por ello, reclama a la Junta de Castilla y León que ponga fin a los recortes y afronte la realización de unos contratos razonables y de calidad; en unas condiciones que anime a los profesionales, porque a medio plazo van a encontrar una estabilidad y una oportunidad laboral, a través de ofertas de empleo periódicas.
En este sentido, CSI-F reitera que la oferta de cerca de 400 plazas de médicos, anunciada por la Junta, resulta claramente insuficiente, porque son las que en años anteriores no se han convocado.
CSI-F alerta, finalmente, de que el incremento del peso laboral y de presión psicológica que está sufriendo el personal de Urgencias y de los centros de salud conlleva un serio deterioro de la calidad del servicio para los usuarios, y una carga de estrés seria para los trabajadores.

Ver Galería