CSIF culpa a UGT y CCOO del retraso de la firma del Plan para eliminar la Brecha Salarial
Ambos sindicatos condicionan su firma a que no estén otras organizaciones sindicales y sociales

La presencia de CSIF en este Plan, como sindicato más representativo en el ámbito de sectorial de las Administraciones Públicas, que ha participado en todas y cada una de las reuniones del grupo de trabajo, está más que justificada
29 de Octubre de 2018

Es incomprensible que UGT y CCOO se quejen de que la Administración regional sigue sin firmar desde el mes de julio el ‘Pacto contra la Brecha salarial’, cuando son ellos los únicos que no han querido firmarlo porque condicionan su rúbrica a que no aparezcan otras organizaciones sindicales, y dejarlas “sin voz y sin presencia”.

Quizás deberían de explicar las razones por las que no quieren que CSIF y otras organizaciones sindicales y sociales estén en este Plan. Desconocemos si tienen que ver con la petición que UGT y CCOO realizaron en la última redacción del Plan, solicitando partidas económicas específicas para los sindicatos que están en la comisión de seguimiento del citado Plan, cuya puesta en marcha supondrá mejoras laborales imprescindibles para acabar con la desigualdad que sufren 190.000 trabajadoras en la Región.

La Consejería de Empleo, Universidades Empresa y Medio Ambiente convocó a CSIF el 22 de febrero de 2018 para participar en la elaboración del Plan 2018/2020 para “Eliminar la brecha salarial en la Región de Murcia, que tras 5 meses de trabajo, 11 reuniones, y un montón de correos, documentación compartida, y propuestas de CSIF, finalizó la redacción del texto, versión 12, el 24 julio de 2018.

Por todo esto, nos parece razonable que a todas aquellas organizaciones que han participado en la elaboración del plan, entre ellas CSIF, se les permita firmar el documento.

La Administración ha realizado un plan ambicioso, con la aportación de los que agentes sociales que representamos a los colectivos afectados, y éste es el espíritu que debe guiar los cambios tan necesarios y beneficiosos para las mujeres trabajadoras de la Región de Murcia y no merece que algo así esté pendiente de una condición caprichosa e interesada de los sindicatos UGT y CCOO.