Loterías: la movilidad intraadministrativa discrimina a sus empleados
CSIF denuncia que un proceso selectivo, bajo el título de movilidad intraadministrativa, basado en dos fases (concurso y entrevista), excluye a los empleados de Loterías de promocionar dentro de su propia empresa. “¿Por qué no tenemos reciprocidad con el resto de administraciones?"
04 de Julio de 2017

“¿Qué es la movilidad intraadministrativa en SELAE (Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado)?” CSI-F se hace esta pregunta a través de Antonio Yagüe, nuestro delegado sindical, quien explica que en las últimas siete plazas, convocadas, según este proceso y que aún están por resolver, se excluyeron a todos los empleados de Loterías que se presentaron. “No tenemos reciprocidad con el resto de administraciones”, denuncia.

Para acceder a esas plazas se exige tener “una condición de funcionario o personal laboral con una relación existente de carácter fija e indefinida procedentes de organismos públicos del sector público estatal y que se hallen en activo”. Un escenario que impidió abiertamente a los empleados de Loterías promocionar a esas puestos, que constan de dos fases: concurso y entrevista. “Nos hemos sentido discriminados”, insiste Antonio Yagüe, que lo juzga como “una situación extraña” que, según él, que lleva desde 1990 en Loterías, cuando entró como jefe de servicio a través de un concurso, procedente del Ministerio de Trabajo, no se había dado nunca en SELAE, la empresa más rentable del Estado.

Una auténtica joya con más de 250 años de antigüedad desde el 30 de septiembre de 1763 cuando el rey Carlos III firmó el Real Decreto por el que se instauraba nuestra primera lotería. Hoy, sus beneficios previstos en los Presupuestos Generales del Estado para 2017 son de 1.876 millones de euros y, sin embargo, ocurren “este tipo de extrañas maniobras, porque esas plazas de Movilidad Intraadministrativa ni siquiera se publicaron en nuestra Intranet”. De ahí el desencanto de una plantilla que asiste a la contratación de personal externo con contratos muy superiores a los suyos en algunos casos. La pregunta de CSIF es por qué y la exigencia la de resolverlo ya mismo.