CSI·F tampoco entiende la actitud de Aena en la mafia de maletas
La mafia ya llega a los doce millones de euros en dinero negro. Mientras tanto, Aena no responde y regresa una vieja pregunta: “¿Por qué en la época de la sargento Angelines al frente del aeropuerto de Barajas nunca pasó esto?”
19 de Mayo de 2017

La mafia de maletas en el aeropuerto de Barajas ha regresado a las páginas de la prensa nacional, porque ya recauda 12 millones de euros en dinero negro. CSI-F, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, sigue sin entender por qué todavía pasa esto, tal y como explica Cayetano Conesa, nuestro delegado en Aena. “Pero lo que menos entiendo es porque en la época de la sargento Angelines, que se jubiló en 2010, no pasaba nada de esto en el aeropuerto. ¿Quién mira ahora hacia otro lado?”, se pregunta. “¿Dónde están ahora las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?” Pero, sobre todo, CSI-F echa de menos que Aena dé la cara. “¿Por qué la empresa no presta ninguna atención a la cantidad de artículos que hemos escrito acerca de esto y en los que le pasamos una copia a los responsables? Nunca hemos recibido una respuesta”

El problema ya supera los tres años. Y, aunque la concesión para explotar este servicio lo llevaba la empresa, Sipnasis Trading, Conesa entiende que esto también afecta a los trabajadores de Aena. “Porque da mala imagen de cara a nosotros mismos y al exterior. Si esto pasase en otro país, ¿qué diríamos nosotros? ¿Qué clase de república bananera es ésa?”. Y, según Conesa, no sólo se trata de eso, “sino de que también coloca en peligro a nuestro personal de atención al cliente que en ningún caso debe hacer un trabajo de vigilante de seguridad”.

A día de hoy, Sipnasis Trading también se ha querellado contra Aena y en su escrito constata, tras un trabajo de sus detectives, que hay más de 156 embaladores ilegales “que no sólo están robando a la clientela, sino también increpando con violencia a sus empleados”. Mientras tanto, Aena no ha dado ninguna solución. CSI-F no lo entiende y siete años después de su jubilación vuelve a acordarse de Angelines Segovia, la famosa Sargento Angelines, que estuvo 25 años al frente de la Policía Municipal en el aeropuerto, en los que nunca existió esta crónica de sucesos. “No soy de hierro, pero tengo genio”, decía ella. “Cuando alguien se pone chulo le digo, ‘que te como’. Y se achanta”.