CSIF trabaja para que las nuevas incorporaciones contrarresten la desigualdad que aún existe en Navantia. Sólo el 10,9% son mujeres
CSIF confía que los próximos tres años, en los que se llevarán a cabo 1.658 contrataciones y 2.200 prejubilaciones, abran definitivamente las puertas para la igualdad en Navantia.
20 de Febrero de 2019

En la Comisión de Igualdad de Oportunidades, que se ha constituido en Navantia para actualizar el Plan de Igualdad de 2010, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios reivindica que hay un dato que no puede seguir así. A día de hoy, sólo el 10,9% de la plantilla está formada por mujeres, en concreto 542 de los 4.953 empleados que componen la plantilla de la empresa pública referente en el diseño y la construcción de buques militares y buques civiles.

El objetivo de CSIF es avanzar en la transformación de Navantia que no sólo ha de ser tecnológica sino también social. En este sentido el compromiso con la igualdad es imprescindible porque todavía queda mucho camino por recorrer. De hecho, en 2019 se produjeron 106 incorporaciones en Navantia de las que 33 fueron mujeres (31 técnicos superiores y dos empleadas). Es un primer paso que debemos seguir fomentando.

Los porcentajes aún acusan la desigualdad, pero se van corrigiendo progresivamente como lo demuestra un dato letal, a juicio de CSIF. Sólo el 8,2% de las mujeres, en concreto 295, superan los 20 años de antigüedad en Navantia lo que no tiene nada que ver con el número de hombres, que superan esa misma antigüedad: 3.310, es decir el 91,8%.

CSIF centrará sus esfuerzos en Navantia, donde sólo 37 empleados (14 mujeres y 23 hombres) son menores de 30 años, para que en los próximos tres años, en los que se llevarán a cabo 1.658 contrataciones y 2.200 prejubilaciones, abran las puertas a la igualdad. A día de hoy, 3.283 empleados tienen más de 51 años, de los que 1.150 superan los 61.