El inexplicable retraso de la subida salarial en las empresas públicas
CSIF recuerda que la Ley autoriza de forma directa la aplicación de estos aumentos en estas empresas desde el mes de julio.
29 de Octubre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige a las empresas públicas estatales que la subida salarial del 1,75%, acordada en el mes de marzo, se aplique antes de finalizar 2018 a sus empleados. La Ley de Presupuestos Generales del Estado autoriza de forma directa la aplicación de esos aumentos en estas empresas. Por lo tanto, CSIF entiende que no tiene sentido que esta subida, con carácter retroactivo desde el 1 de enero, lleve casi cuatro meses de retraso.

La medida fue, definitivamente aprobada en Consejos de Ministros con fecha del 13 de julio en el artículo 18 de la Ley 6/2018. Un tiempo más que suficiente, a juicio de CSIF, para que cada empresa haya acordado esta medida en el marco de la negociación colectiva. Sin embargo, a día de hoy, esta subida no se ha reflejado en las nóminas de estos trabajadores a falta de dos meses para terminar el año. Y no puede ni debe ser.