La adversidad tampoco puede con Navantia
CSIF reivindica que la prórroga del contrato de Navantia con la Armada de EEUU es gracias al excepcional trabajo de una plantilla que trabaja en condiciones adversas, a la espera de la firma del Plan Industrial y del nuevo Convenio que no llega nunca
04 de Octubre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios reivindica que la prorroga del contrato por parte de la Armada de EEUU para el mantenimiento de cuatro buques por 57 millones de euros es una prueba del excepcional trabajo de la plantilla de Navantia a pesar de las condiciones adversas en las que trabaja. El enorme retraso que está sufriendo la firma del Plan Industrial y del nuevo Convenio no impide, sin embargo, que los trabajadores estén desempeñando un trabajo intachable que es el verdadero motivo por el que la exigente Armada de EEUU ha decidido prorrogar este contrato.

Es más, CSIF constata que la Armada ha calificado de excepcional el trabajo de los astilleros de Navantia en cada uno de los exámenes que ha realizado semestralmente desde que empezó el contrato en noviembre de 2013. El hecho de que ahora vaya a prorrogarse significa la demostración más pura. El resultado se traduce en 3,1 millones de horas de trabajo en la Bahía de Cádiz y una ampliación de 57 millones de euros en la facturación de Navantia. CSIF exige que esto se traduzca, de una vez por todas, en las condiciones laborales y salariales de una plantilla que lleva demasiados años trabajando al límite, bajo una incertidumbre que, sin embargo, no amenaza su implicación como bien ha demostrado la Armada de EEUU.