CSI·F da el primer paso para la huelga en Correos
Entre el 26 y el 31 de mayo vamos a demostrar en voz alta nuestro rechazo al recorte de 60 millones de euros del Servicio Postal Universal
25 de Mayo de 2017

2.395 oficinas postales en toda España. 1.800 unidades de reparto. 100 unidades de servicios especiales, cuya importancia no hace más que crecer debido al auge del comercio electrónico… ¿Seguimos enumerando la importancia de Correos en la sociedad? 18 CTAs en toda España o tres centros de admisión masiva, que nos invitan a recordar al Ministro de Fomento y a la presidencia de la SEPI que no podemos permitir bajo ningún concepto el recorte de 60 millones de euros al Servicio Postal Universal (SPU) que figura, en el trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado para 2017.

Por eso CSI-F insta a llevar una campaña de presión mediática entre el 26 y 31 de mayo en cada una de las provincias con el objetivo de demostrar que no se puede consentir este recorte. Un recorte que va en contra de lo que tratamos de impedir. No queremos un empleo precario y esto sería un disparo al corazón de una plantilla, que debería reducirse en un tercio. No queremos que se deteriore el servicio postal público, que prestamos a los ciudadanos y, si fuese así, no sabemos lo que pasaría en aquellas zonas cuya prestación es deficitaria pero socialmente necesaria. Y tampoco queremos que se devalúen aún más nuestras condiciones salariales. Y de ahí que sea el momento de no perder el tiempo y de explicarlo en voz alta.

El pasado 19 de mayo CSI-F ya envió una carta, junto a las organizaciones sindicales más representativas de Correos, en la que no se descartaba ninguna actuación por nuestra parte. Ni siquiera una huelga general en el futuro porque no sólo miramos por nuestros intereses. También por los 8.000 municipios de este país y de sus núcleos de población que no tienen por qué pagar las consecuencias.