Formación INAP: El Ministerio da explicaciones tarde... y mal
CSIF ha exigido al Ministerio, entre otras cuestiones, que se garantice que no se sancionará al Ministerio (en realidad sería una sanción inaceptable que sufrirían quienes no tienen responsabilidad alguna en la gestión de la formación: los funcionarios/as de Justicia) con menos fondos para el año 2021, que la partida presupuestaria del año que viene se incremente significativamente los próximos años para recuperar lo perdido este año y que se tengan listos los sistemas on-line de formación, al menos para el año que viene, ya que según parece, se va a prolongar la situación excepcional de formación. Ya no hay excusa alguna para ello, si es que, alguna vez, la hubo.
14 de Diciembre de 2020

La reunión de hoy se celebra como consecuencia de la denuncia de CSIF por la renuncia unilateral del Ministerio de Justicia a la subvención de 250.000 euros del INAP que suponían cerca del 70% del plan de formación anual

Esta denuncia se trasladó al INAP y a función pública el pasado 3 de diciembre y han obligado al Ministerio a dar explicaciones

La respuesta se da tarde porque ya se renunció a los fondos el 9 de octubre y, ahora, nada se puede hacer. Mal, porque a la reunión de hoy, el Ministerio ha acudido sin una propuesta para evitar recortes o para compensar con formación el año que viene.

CSIF se dirigió al Ministerio en el mes de julio para exigir la puesta en marcha de dichos planes de formación que habían quedado congelados por el estado de alarma.

El Ministerio de Justicia se excusa en que no ha habido medios disponibles para realizar la formación on-line, pero no ha podido explicar por qué el resto de administraciones sí que han dado formación con cargo al INAP y el ámbito del Ministerio de Justicia se ha quedado sin ella.

Para CSIF el problema de fondo es la falta de interés del Ministerio de Justicia en la formación. CSIF vuelve a reiterar que se puede hablar todo lo que se quiera de la Justicia 2030, pero sin formación será un enorme fracaso.

CSIF se pregunta, dónde está el CEJ (Centro de Estudios Judiciales) que es, conforme a su norma reguladora el centro de formación de (TODO) el personal de la Administración de Justicia. CSIF ha propuesto que el CEJ cumpla de verdad con esa función y que no se dedique sólo a la formación de algunos Cuerpos.

CSIF ha exigido al Ministerio que:

  • se garantice por escrito que no se sanciona al Ministerio (en realidad sería una sanción inaceptable que sufrirían quienes no tienen responsabilidad alguna en la gestión de la formación: los funcionarios/as de Justicia) con menos fondos para el año 2021.

  • la partida presupuestaria del año que viene se incremente significativamente los próximos años para recuperar lo perdido este año.

  • se tengan listos los sistemas on-line de formación, al menos para el año que viene, ya que según parece, se va a prolongar la situación excepcional de formación. Ya no hay excusa alguna para ello, si es que, alguna vez, la hubo.

  • A medio plazo, que se plantee un plan de formación de calidad en la Administración de Justicia. Para ello:

  • Las temáticas de los cursos no deben ser mera rutina. Deben estar dirigidos a la práctica procesal (tanto inicial como continua), pero también deben tener un enfoque integral dirigido a facilitar las habilidades necesarias para el desempeño de las funciones en los órganos, oficinas, unidades, servicios e institutos de la Administración de Justicia, la promoción y la carrera profesional de todo el personal de Justicia.

  • A medio plazo que incluya al CEJ en los programas de formación de TODO el personal de Justicia, en cumplimiento de su estatuto jurídico.