EL MINISTERIO DE JUSTICIA SE NIEGA A NEGOCIAR EL COMPLEMENTO ESPECÍFICO
El Secretario General responde a CSIF cerrando la puerta a la negociación del complemento específico. Ante este panorama, CSIF propondrá de inmediato al resto de organizaciones sindicales la adopción de medidas de conflicto colectivo sin descartar ninguna y pedirá a los compañeros que las secunden.
19 de Enero de 2018

Con lo que se podría calificar de excusas de mal pagador, el Secretario General, en una carta dirigida a CSIF y al resto de organizaciones sindicales, sólo abre la puerta a negociar incrementos retributivos ligados con la productividad, el rendimiento o el logro de resultados. La pregunta que nos hacemos en CSIF, es qué narices quiere el Secretario General que demostremos los funcionarios de Justicia que peleamos desesperadamente todos los días con unas herramientas informáticas de auténtica pena y con una oficina judicial sin sentido donde no se aborda el problema del incremento de funciones y tareas sin transparencia y sin reconocimiento alguno y con una política del Ministerio de castigo a su personal (eliminación de la promoción interna, trabas a la movilidad voluntaria etc…) ; y, aún así, la Justicia funciona de manera razonable.

El Secretario General, falta a la verdad en su carta. Dice, este alto cargo del Ministerio en su carta, que los incrementos retributivos se negocian en la Mesa General de Función Pública. Pues bien, En primer lugar, para CSIF parece que el alto cargo no se ha leído el artículo 519.3 LOPJ que literalmente establece que “la cuantía individualizada del complemento específico se fijará por el Ministerio de Justicia o el órgano competente de la comunidad autónoma, previa negociación con las organizaciones sindicales en sus respectivos ámbitos.”

Es decir, es la Mesa del Ministerio de Justicia que, desde hace dos años, tiene naturaleza jurídica gracias al esfuerzo de CSIF, el lugar donde se debe negociar el complemento específico y el resto de conceptos retributivos del Cuerpo de Letrados, Cuerpos generales y cuerpos especiales. Y, en segundo lugar, mientras el Ministro del Interior negocia con los sindicatos la equiparación salarial de policía y guardia civil a la de los cuerpos de policía autonómicos, el Secretario General y, en consecuencia, el Ministerio pretende que comulguemos con la rueda de molino de pasar por la mesa general.

Por otro lado, para CSIF es vergonzosa la situación laboral y retributiva en la que el Ministerio abandona a sus funcionarios. La negativa a negociar el incremento del complemento específico supone dejar a miles de funcionarios con las peores retribuciones de todo el Estado. Basta con mirar el cuadro de retribuciones en la página web de CSIF para dejar en evidencia a este Ministerio de Justicia. El ejemplo más sangrante es Madrid. Con sólo cruzar una calle la diferencia retributiva entre los funcionarios de órganos centrales y de la Comunidad de Madrid, del mismo cuerpo nacional, con el mismo trabajo y las mismas responsabilidades es de más de 300 euros para el que depende del Ministerio de Justicia. Mientras todas las CCAA han negociado incrementos del complemento específico (las últimas en 2017 Madrid, Asturias o La Rioja) o han levantado suspensiones del cumplimiento de acuerdos anteriores (Cantabria y Canarias); el Ministerio de Justicia ha decidido vaciar de contenido la Mesa de negociación y poner excusas de mal pagador para no negociar este complemento cuya cuantía debe ser fijada por el Ministerio de Justicia previa negociación con las organizaciones sindicales más representativas.

Para CSIF, el contenido de la carta es inadmisible. CSIF no se cierra a negociar ningún aspecto retributivo ni laboral. De hecho, hemos propuesto al propio Ministro por carta la apertura de negociación para hablar de varios conceptos retributivos y laborales. No obstante, para CSIF, antes de hablar de productividad o de cumplimiento de objetivos hay que saldar la deuda que el Ministerio de Justicia tiene con sus funcionarios en materia de complemento específico.

Y ya que le gusta tanto al Secretario General hablar de la Mesa General, le recordamos que en esa mesa, CSIF está exigiendo en solitario, una subida mínima del 20% en tres años para todos los empleados públicos con la finalidad de recuperar el poder adquisitivo arrebatado desde el año 2010 por los sucesivos gobiernos.

Ante este panorama, CSIF propondrá de inmediato al resto de organizaciones sindicales la adopción de medidas de conflicto colectivo sin descartar ninguna y pedirá a los compañeros que las secunden.