Asturias debe rebaremar al médico de Familia inscrito la bolsa de empleo eventual
14 de Noviembre de 2012

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha declarado nulo el baremo de méritos para el personal facultativo de atención primaria, que estableció el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) en una resolución del 15 de marzo de 2010, y que se aplica a los médicos inscritos en la bolsa de empleo temporal.

La sentencia declara que la citada resolución autonómica es contraria a lo que recoge el Real Decreto 1753/1998, al reconocerle al médico que ha accedido al título de la especialidad por la vía MIR una puntuación de partida de 26,68 puntos (15 por el apartado de formación especializada y 11,68 por el de servicios prestados), lo que equivale a 18 años, 3 meses y 10 días de experiencia profesional, un tiempo que se aleja de los ocho años que el mencionado real decreto (norma estatal) establece como la equivalencia máxima que puede haber entre la puntuación por la formación especializada MIR y la dada por los años de experiencia profesional en la especialidad.

La norma no está en vigor
La sentencia del alto tribunal autonómico llega cuando el baremo cuestionado ya no tiene vigencia al haber sido sustituido por uno nuevo aprobado en diciembre de 2011, cuando el Gobierno del Principado estaba en manos del Foro.

Sin embargo, sí tendrá repercusiones, pues los nuevos criterios de baremación que recoge la norma en vigor no se aplicaron a los médicos demandantes de empleo que estaban ya apuntados en la bolsa de trabajo del personal eventual del Sespa con la especialidad de Médico de Familia.

Ahora, el TSJ obliga a esa rebaremación que afectará a alrededor de mil facultativos, según calcula Nicolás Gonçalves, abogado del Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa), que ha llevado estas reclamaciones hasta las más altas instancias judiciales autonómicas.

Discriminación
La sentencia concluye: "Es patente la clara discriminación y perjuicios para los médicos generales, al primar de manera notoria, [...] al MIR, frente a la experiencia y otros méritos, pues no existe razón legal alguna para consagrar una preferencia del sistema español MIR respecto de los titulados españoles o extranjeros que acceden a la especialidad por otra vía".

Y, además señala que con esa baremación "prácticamente determina el resultado del proceso selectivo a favor de los MIR". Así obliga a rebaremas y a aplicar el real decreto del 98, revocando un fallo de instancia.