Salud desoye la oferta de tregua de UGT El Sespa no reabre la negociación a pesar de que el sindicato dijo que aceptaría la última oferta y que abandonaría la huelga
20 de Octubre de 2012
La mano tendida de UGT ha caído en saco roto. El Servicio de Salud del Principado (Sespa) no ha hecho acuse de recibo de la oferta de tregua que este jueves lanzó el sindicato más próximo al Gobierno regional socialista en un intento por poner fin a la huelga que desde hace cuatro días secundan cinco centrales, incluida UGT, en protesta por la aplicación de la nueva jornada y de los coeficientes de ponderación para quienes trabajan a turnos. Tal y como avanzó EL COMERCIO, la central sindical anunció el jueves, por boca de su secretario general, Justo Rodríguez Braga, que estaría por la labor de abandonar la movilización y firmar un acuerdo de salida de huelga siempre y cuando la Administración volviese a poner sobre la mesa la última oferta sobre jornada y ponderación. UGT está dispuesta ahora a firmar el documento que el lunes pasado, ya de noche, rechazaron el conjunto de sindicatos y que dio paso al día siguiente al inicio de la huelga convocada por CC OO, Usae, Sicepa-Usipa, Satse y la propia UGT.
El cambio de postura, que sorprendió al resto de los sindicatos en conflicto e, incluso, a muchos de los delegados ugetistas en los hospitales, no ha calado en la administración sanitaria. El Sespa no ha reabierto la negociación y no parece que tenga intención de hacerlo hasta que no se sumen a UGT otras fuerzas que garanticen una salida de huelga más exitosa y, sobre todo, más masiva.
Desde la Consejería de Sanidad se aseguró ayer que no había en el horizonte próximo ninguna reunión negociadora prevista. Precisamente, la reapertura de la mesa de negociación -de la que el Sespa se levantó el pasado lunes al no llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores sanitarios- fue una de las peticiones realizadas por el secretario general de UGT y por el responsable de Sanidad, Juan Vila. El silencio del Sespa ha sido interpretado por UGT como un rechazo a su oferta de tregua, por lo que mantiene la convocatoria de huelga que su sindicato tenía prevista para este lunes, día 22, en el marco del calendario conjunto diseñado por los cinco sindicatos.
«Hasta tanto nos llamen y nos presenten el mismo documento del lunes nosotros seguimos en la protesta como el primer día», afirmó ayer Juan Vila. Dicho responsable se quejó de «la confusión interesada que algunos parecen querer hacer con nuestro planteamiento» e insistió en que «mientras no se sienten con nosotros no desconvocaremos nada».
Hay que disimular un poco y hacerse los duros, a ver cuanto tardan.

Un día después de que UGT comunicara que estaría dispuesta a firmar un documento de salida de la huelga, el resto de sindicatos, CC OO, Satse, Usae y Sicepa-Usipa, hicieron público un comunicado ratificándose en la protesta. Para estas centrales, la postura de UGT «supone un importante revés por la confusión que pudiera crear a la movilización en marcha». Los sindicatos en conflicto consideran que la central dirigida por Rodríguez Braga «faltó a su compromiso con el resto de organizaciones de mantener la necesaria unidad de acción» realizando «sorpresivamente el anuncio de sus intenciones sin previamente comunicarlas al resto de sindicatos».

CC OO, Satse, Usae y Sicepa dejaron clara ayer su intención de mantener la huelga sanitaria que el lunes, día 22, siempre y cuando UGT no desconvoque, entraría en su quinta jornada. Dichas organizaciones consideran que la última oferta del Sespa no contempla la reconversión de eventuales a interinos ni recoge de forma clara la aplicación del nuevo horario a todo el personal que realiza su trabajo en turno de mañana.
0,95% de incidencia
Con respecto a la jornada de huelga de ayer, cuarto día del paro convocado por los sindicatos no estrictamente médicos, su desarrollo discurrió de manera desigual. El Sespa volvió a cifrar el seguimiento en apenas un 0,97%, mientras que los sindicatos se felicitaron por «el resultado que está teniendo». Al margen de que el apoyo sea irrisorio o masivo, los hospitales y, sobre todo, los pacientes ya están acusando los efectos de esta larga huelga. Al 20% de operaciones suspendidas, tal y como reconoció la gerente del Sespa, se suman otros problemas que se están empezando a detectar en las plantas de los hospitales debido a la paralización de los servicios básicos (lavandería y cocina, principalmente). En el HUCA ayer faltó ropa de cama y pijamas para los enfermos ingresados.
http://www.elcomercio.es/v/20121020/asturias/salud-desoye-oferta-tregua-20121020.html