Acuerdo por el que se regula la jornada ordinaria de los centros e instituciones sanitarias del SESPA Sanidad impondrá turnos de tarde de hasta cinco horas para ampliar la jornada Se podrán hacer módulos de dos horas y media a la semana o uno único de ci
31 de Agosto de 2012

https://sede.asturias.es/portal/site/Asturias/menuitem.1003733838db7342e...

Los turnos de tarde, hasta ahora excepcionales y generalmente de pago extra, se convertirán en rutina en la sanidad pública asturiana. La Consejería de Sanidad impondrá el trabajo vespertino como consecuencia de la ampliación de jornada que desde hoy, 1 de septiembre, eleva de 1.519 a 1.650 el total de horas anuales que el personal sanitario debe realizar. Hasta ayer, día en que salió publicada en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) la regulación de los nuevos horarios, los trabajadores del Servicio de Salud del Principado (Sespa) ignoraban cómo serían sus turnos laborales. Ahora ya se sabe que la intención del Gobierno regional es imponer el trabajo de tarde. Históricamente los turnos vespertinos en sanidad se solían remunerar como horas extras, bien a través de las llamadas peonadas o de los módulos de compensación para médicos mayores de 55 años que se apuntaban a la exención de guardias creada por el desaparecido Insalud.

Pero desde hoy, tanto facultativos como enfermeras y resto de personal tendrán que hacer módulos de tarde sin recibir compensación alguna a cambio. Ni económica, ni de descansos. El incremento de horario, una suma de 131 horas en el conjunto del año, se considerará jornada ordinaria. ¿Cuántos turnos vespertinos tendrán que hacer los trabajadores de hospitales y centros de salud? Uno corto de 2,5 horas si se opta por la frecuencia semanal o bien otro de 5 horas seguidas si se hace cada quince días. Así lo recoge la nueva disposición de jornada sanitaria publicada ayer en el BOPA y que hoy entrará en vigor para quienes trabajen en el sistema sanitario asturiano. Nadie quedará exento de los cambios de jornada, ni tan siquiera los MIR (médicos y personal sanitario en formación).

Como norma general, los turnos de trabajo seguirán siendo los mismos que hasta ahora: de 8 a 15 horas, de 15 a 22 y de 22 a 8. Sin embargo, quienes trabajen en sistema rotario y realicen noches harán bastantes horas más que antes ya que ponderación no será la misma que se aplicaba hasta la fecha. Los sindicatos estiman que tendrán que hacer 70 horas más. «Es una de las regulaciones más duras y agresivas del país», se quejaban las centrales sindicales.

Guardias los sábados

Los médicos serán uno de los colectivos más afectados por la ampliación de horarios. No sólo porque dejarán de cobrar por las horas extras, que desde hoy desaparecen para convertirse en jornada ordinaria, sino porque el descanso tras la guardia ya no descontará del cómputo global de jornada. Los facultativos tendrán que 'devolver' a su centro de trabajo cuatro horas por cada guardia que realicen de 17 horas, ya que el Sespa sólo le descontará tres horas y media por el día de descanso. A partir de la cuarta guardia, el Sespa le descontará dos horas, o sea que tendrán que recuperar otras cinco. «A este ritmo tendremos que pagar por trabajar», se quejaba el presidente de la Sección de Atención Especializada del Sindicato Médico, Ángel Colmeiro.

La nueva disposición horaria, que el Principado denomina eufemísticamente 'Acuerdo' pese a no estar refrendada por ningún sindicato, recoge también la posibilidad de que los médicos recuperen los días de descanso generados por la atención continuada realizando guardias en sábados no festivos. Los médicos ya han advertido de que la desaparición del descanso tras la guardia sería tomada como una «declaración de guerra». El Simpa decidirá la próxima semana, en una reunión del Ejecutivo prevista para el miércoles, 5 de septiembre, si convoca un paro. Tal y como adelantó EL COMERCIO, la central médica ha advertido al Principado de que «tendría que haber un milagro para que no haya huelga».

Finalmente, la regulación de Sanidad recoge que la organización de los horarios queda en manos de cada centro sanitario, que podrá fijar excepcionalidades y habilitar jornadas a tiempo parcial, «en el porcentaje, días y horarios que se consideren necesarios», reza la regulación.