Protesta funcionarial a jornada completa
17 de Julio de 2012

Decenas de empleados públicos inician una semana de actos contra los ajustes aprobados por el Ejecutivo central

Lucha sin cuartel de los funcionarios contra los ajustes aprobados por el Gobierno central, que implican la supresión de su paga extraordinaria de Navidad y de varios días al año para asuntos propios. Un grupo de trabajadores de diferentes administraciones se concentró ayer en Oviedo para expresar, por cuarto día consecutivo, su indignación por las medidas anunciadas por Mariano Rajoy y denunciar un deterioro de los servicios públicos. Las concentraciones se repitieron en otros municipios asturianos y españoles y proseguirán durante las próximas jornadas, alentadas por los sindicatos de los diferentes sectores perjudicados.





Los participantes en la principal protesta de ayer ocuparon parte de la calle Gil de Jaz, en el centro de la capital asturiana, para mostrar su rechazo a los últimos recortes del Ejecutivo, que se suman a los aprobados en mayo de 2010 por José Luis Rodríguez Zapatero y a las sucesivas congelaciones de sueldo de los últimos años. Los concentrados gritaron consignas contra las medidas y portaban dos pancartas con los lemas «Basta ya» y «No más recortes». Además, lamentaron que las políticas de ahorro para alcanzar el objetivo de déficit recaigan de una forma tan severa sobre el sector público.





El acto abrió una semana caliente para los funcionarios, que han organizado diferentes concentraciones por toda la región, después de las que tuvieron lugar el pasado viernes de forma espontánea, horas después de que el Consejo de Ministros sacara adelante el polémico paquete de ajustes y el incremento de una mayor carga fiscal. En otros lugares de España, sobre todo en Madrid, se repitieron también manifestaciones de importancia, como las que tuvieron lugar durante el fin de semana y que, previsiblemente, se repetirán hasta el próximo mes de septiembre, cuando está prevista una huelga en numerosos sectores de la Administración.





La Junta de Personal de la Administración Civil del Estado, Seguridad Social, Organismos Autónomos y Personal Civil de la Administración Militar en Asturias emitió ayer un duro comunicado para mostrar su «total repulsa» al decreto-ley aprobado por el Ejecutivo que suprime la paga de Navidad a los funcionarios. Además, denunció «la pérdida salarial superior al treinta por ciento del poder adquisitivo» y apoyó todas las concentraciones previstas en los centros de trabajo para los próximos días, así como la manifestación que recorrerá el centro de Gijón el próximo jueves. Además, 22 sindicatos con representación en Asturias estudiarán la constitución de una plataforma para trabajar conjuntamente.