Se consuma el rancio modelo caciquil de Mutualidad diseñado por la Gerente y aprobado por la Ministra Delgado
25 de Abril de 2019

Con su participación y actuación en la reunión de ayer, staj se confirma como cooperador necesario del golpe a la democracia en Mugeju

Desde CSIF valoramos positivamente la decisión de ccoo de no asistir a la reunión. No obstante, seguimos pensando que la única posición coherente es la de dejar en evidencia a la Gerente y a la Ministra de Justicia no aceptando los nombramientos realizados.

Para CSIF, como sindicato mayoritario en la Administración de Justicia, hubiera sido más cómodo aceptar las tres designaciones con las que nos quiso “obsequiar” la Gerente y “colocar” a compañeros a quienes avalamos para estar en la Asamblea de la Mutualidad hasta ahora, pero escogimos el camino más difícil: el que restituye la dignidad de una institución como la MUGEJU y la de todos sus mutualistas, y el que, además, es coherente con nuestra defensa de la elección democrática de los órganos de control de la Mutualidad. Y lo hemos hecho recurriendo la orden de nombramientos “a dedo” del nuevo Consejo General.

Capítulo aparte merece la servil posición de staj en todo este proceso. Una vez más se demuestra que la independencia que pregona este sindicato sólo es de palabra. ¿Cómo se puede decir, sin sonrojarse, que se está en contra de la eliminación de la democracia en la MUGEJU mientras se está aceptando, el “dedazo” puro y duro en las designaciones a miembros del Consejo General y se están ocupando sillones en la Comisión Rectora tal y como ha sucedido hoy?

Pero es que, encima, sin ningún rubor, staj intenta justificar su penosa conducta, “vendiendo” como propia una propuesta presentada por CSIF en la Comisión Permanente. Si la Gerente ha podido anunciar la puesta en marcha del programa de cribado para la detección precoz del cáncer colorrectal, es porque CSIF lo pidió hace varios meses.

Un sindicato como staj que no presentaba candidaturas en todas las circunscripciones electorales en las elecciones a MUGEJU, un sindicato que calla servilmente ante el escándalo de las relaciones de puestos de trabajo impuestas desde la Gerencia, un sindicato que cambia “servilismo” por “sillones” no está en disposición de representar, como pretenden, a todos los mutualistas y, ni mucho menos, puede dar lecciones de ética ni de independencia ni de pureza a nadie.

CSIF va a seguir defendiendo los intereses de los mutualistas como ha venido haciéndolo a través de los compromisarios que hemos venido avalando en el pasado. Cualquier mutualista tiene derecho a dirigirse a la Mutualidad para pedir nuevas ayudas, modificar cuantías de prestaciones, exigir que se firmen los convenios rurales, la gratuidad de las recetas para los jubilados o que se corrija el abuso en la interpretación del concepto de “urgencia vital” para justificar el uso de medios no concertados. Pero es que, además, gracias a la ley de transparencia, cualquier mutualista puede pedir que se le facilite información sobre la gestión de la mutualidad.

CSIF va a seguir trabajando como hasta ahora para canalizar todas las propuestas, quejas, requerimientos y sugerencias que recibamos de cualquier mutualista, sin olvidar que nosotros mismos también somos mutualistas y que en ningún caso nos sentimos representados por un sindicato que vuelve a mostrarse poco fiable, que cambia “servilismo” por “sillones” y que de “independiente” tiene más bien poco.

ACCEDE AL INFORMA