CSIF avisa que también sabe convocar huelgas, y urge negociar una subida salarial para todo el personal de Sacyl
CSIF avisa que también sabe convocar huelgas, y urge negociar una subida salarial para todo el personal de Sacyl
22 de Marzo de 2021

Exige a la Junta aclaraciones y toda la información sobre el alcance real del incremento del complemento específico de enfermería, una decisión que califica de “torpe, discriminatoria y ‘explosiva’.

La Consejería de Sanidad vuelve a repetir el gravísimo error del ‘decretazo’ sanitario”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige a la Consejería de Sanidad que explique y aclare el alcance real de su decisión de incrementar la retribución del complemento específico de enfermería, y le urge a abordar y concretar un acuerdo global para todos los colectivos del personal de Sacyl, que están realizando el mismo sacrificio en la pandemia, y que sufren problemáticas laborales similares.

Como podría haber imaginado la consejera Verónica Casado, “la reacción no se ha hecho esperar, y ya ha provocado el enfado e indignación entre diversas categorías de trabajadores de Sacyl. El ambiguo y confuso anuncio de incremento salarial al personal de enfermería de Sacyl, sin detallar cantidades, ha enfrentado al conjunto de estos profesionales de distintas administraciones (que las enfermeras sociosanitarias o de educación también son plantilla de la Junta). Asimismo, puede haber agravios o discriminaciones dentro del propio colectivo de enfermería de Sacyl, entre enfermeras de Atención Primaria, de emergencias y de atención especializada”, según CSIF, que urge y reitera la necesidad de negociar un acuerdo global para los más de 42.000 trabajadores de Sacyl, de ellos 8.000 en Atención Primaria y 25.000 en Atención Especializada.

CSIF se pregunta si va a pedir la Consejería de Sanidad algo a cambio del incremento del complemento específico, que se ha anunciado a bombo y platillo, pero del que no se ha publicado oficialmente nada, más que la foto de la escenificación. En este sentido recuerda que en la foto estaba el vicepresidente y consejero de Transparencia, Francisco Igea, que debe dar a conocer el texto completo del acuerdo.

CSIF lamenta que el vicepresidente Igea y la consejera Casado “lo hayan vuelto a hacer, hayan repetido el gravísimo error del decretazo sanitario, que ha llevado a nuestra organización a acudir al Tribunal Supremo, volviendo a gestionar de una manera nefasta, unilateral, impositiva, arbitraria o caprichosa, hiriendo la profesionalidad, aumentando la frustración laboral y manipulando los derechos de los empleados de Sanidad. Han vuelto a dinamitar el ambiente negociador con las organizaciones sindicales. Este sindicato independiente va a estar muy vigilante ante nuevas ocurrencias que la Junta quiera escenificar”.

“Una de dos; o no han entendido que es esto de la gestión y de la negociación en la política; o -incomprensiblemente- tienen como objetivo provocar un enfrentamiento y un choque de trenes, entre la administración y los trabajadores, con consecuencias impredecibles en la Sanidad de Castilla y León”, lamenta CSIF.

NUEVA TORPEZA

“Esta nueva torpeza de la Consejería de Sanidad, por lo firmado, consecuencia, supuestamente, de una falsa convocatoria de huelga que no tenía ningún recorrido, es todo un despropósito. Si solo la huelga es el único lenguaje que entiende la Junta, para negociar, no hay problema, CSIF también sabe convocar huelgas, y valoraremos si -por la irresponsabilidad de la Junta- ha llegado el momento de convocar una huelga de todos los trabajadores de Sacyl y de todos los empleados públicos de la Junta”.

Este modo de actuar de quien dirige la sanidad en Castilla y León, no hace otra cosa que deteriorar el trabajo en equipo. Claro que el colectivo de enfermería ha tenido y está teniendo un papel crucial en esta pandemia, por supuesto que sus cuidados y funciones las hacen indispensables para afrontar esta crisis, pero el trabajo de la enfermera es imposible sin el del resto de profesionales de Sacyl”, subraya CSIF.

Para empezar, este sindicato independiente, principal organización sindical en Función Pública, avalada por una larga experiencia y sentido común, reclama transparencia, pide que se de a conocer el documento completo sobre el supuesto acuerdo alcanzado entre la Consejería de Sanidad y un colectivo profesional concreto, puesto que ninguna de las partes lo ha publicado, no se saben las posibles contrapartidas.

Teniendo en cuenta las declaraciones de la consejera de Sanidad, “hay que saber qué concepto de complemento específico de enfermería, y qué cantidad exacta, se ha manejado a la hora de concretar su incremento en dos años. No solo no parece que sea histórico, como lo ha calificado la consejera de Sanidad, sino que puede ser una verdadera tomadura de pelo”, según CSIF. “¿Hay que recordar que ya hubo un agravio comparativo entre los profesionales de Sanidad con la famosa compensación Covid hace un año, y que algunos aún no lo han cobrado”, añade

El sindicato teme que el aumento del complemento específico sea una decisión “perversa y muy negativa, puesto que el reconocimiento solo llega a un colectivo concreto, con lo que además de frustrar a estos profesionales de enfermería, generando dudosas expectativas, que hay que aclarar, va a enfrentar y a distanciar al conjunto de los profesionales de la Sanidad, a alentar negativos corporativismos de ´sálvese quien pueda’, precisamente cuando más se necesita que todo Sacyl vaya de la mano, para afrontar la pandemia de la Covid-19. Parece que se trate de una estrategia de la Junta para dividir a las diferentes categorías, y así poder afrontar sus futuros y polémicos planes de reforma de la sanidad en la Comunidad sin una respuesta única”.

CSIF insiste en que la ‘teatralización’ de un incremento lineal de parte del complemento específico a enfermería, no va a sustituir la digna subida salarial que merecen las enfermeras, como el resto de empleados públicos de Sanidad; ni tampoco tapar la pendiente negociación que la Junta tiene pendiente con sus trabajadores de Sacyl, y del conjunto de la administración autonómica.

ASUNTOS PENDIENTES

CSIF recuerda que sigue pendiente la carrera profesional y una regularización justa de las categorías de los trabajadores sanitarios y de Sacyl, para lo que recientemente se presentaron casi 5.000 firmas de profesionales ante la Consejería de Sanidad. Y están pendientes ofertas públicas de empleo y reivindicaciones como que a las enfermeras se les incluya en el Grupo A, que a los TCAEs se les reconozca unas competencias y una categoría adecuada, o que a los celadores se les reconozca como personal sanitario, además de reconsiderar las condiciones laborales en la que trabajan las diferentes categorías.

El sindicato independiente confía en que “la Consejería de Sanidad aclare en la Mesa Sectorial y en la Mesa General, todo lo relacionado con el acuerdo sobre el incremento del complemento específico de enfermería, y sus intenciones para el resto de profesionales de Sacyl”. Recuerda que son en estas mesas donde hay que acordar los temas que supongan una modificación de las condiciones laborales de los trabajadores; y lamenta la “irresponsabilidad de una negociación parcial, corporativizada y reducida a un único colectivo”.