La mujer, la más castigada por la pérdida de empleo en el último año
CSIF reclama coordinación entre administraciones, reforzar los servicios públicos, acelerar la vacunación y gestionar con eficacia los fondos europeos.
03 de Marzo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Castilla y León, tras conocer los datos de paro de febrero, considera que, tras un año de crisis sanitaria, continúan sin tomarse las medidas adecuadas para mitigar el desgarro del mercado laboral, por lo que exige la coordinación de las diferentes administraciones, reforzar los servicios públicos y acelerar la vacunación para controlar cuanto antes la pandemia.

El número de desempleados aumentó en 849 personas en el último mes en Castilla y León, lo que arroja una cifra total de 174.752 parados en la Comunidad, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes.

Los datos son innegablemente malos, en el peor mes de febrero desde 2013, dentro de un escenario de pandemia, que en términos interanual ha arrojado un incremento del paro en 31.029 puestos, el 21,5% más en el último año.

Las mujeres han sufrido con especial virulencia el mal comportamiento del empleo, que se concreta en 100.207 mujeres paradas en la Comunidad, aumentando en el último año el paro femenino el doble que el masculino: el desempleo de las mujeres ha pasado del 15,87% al 19,37%, y el de los hombres de 10,7% al 12,63%%. A las puertas del Día Internacional de la Mujer, el próximo lunes, CSIF reitera que es urgente abordar y buscar soluciones para el desempleo femenino.

Por sectores, los servicios lideran la pérdida de puestos de trabajo. Con muchos negocios y empresas cerradas, con trabajadores afectados por ERTEs y con una enorme incertidumbre laboral, CSIF insiste en que es preciso gestionar con eficacia los fondos europeos para avanzar en la ‘reconstrucción’ económica y social.