CSIF pide a la Gerencia de Servicios Sociales que garantice la seguridad y la salud de sus trabajadores, unifique criterios y dote de equipos de protección individual
19 de Marzo de 2020

CSIF Palencia, quiere manifestar su gran preocupación por la situación de riesgo en la que se encuentran los trabajadores de los centros dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales: Residencias de personas mayores (RPM), centros de atención a personas con discapacidad (CAMP) y centros de menores, por la falta de información, de procedimientos de trabajo y de equipos de protección individual, para protegerse de la pandemia que hace que realicen su trabajo en situación de precariedad, poniendo en riesgo su salud.

CSIF ha registrado en los últimos días varios escritos a través de nuestros delegados de prevención de riesgos laborales y miembros de los distintos Comités de Seguridad y Salud provinciales, trasladando numerosas propuestas para proteger a los trabajadores de la JCyL.

Se proponían medidas específicas para el ámbito de los servicios sociales como el establecimiento de protocolos en los centros asistenciales, y adaptación de los mismos a las diferentes circunstancias e instalaciones. Así como el aumento de la dotación de equipos de protección individual para los trabajadores expuestos.

Igualmente se pedían otras medidas para la protección como la dotación de plantas de aislamiento para evitar la propagación del virus, protocolos de desinfección de recintos y vehículos utilizados para el traslado de residentes o la utilización de bolsas de residuos biológicos infecciosos para evitar mezclar la ropa de personas infectadas y sanas.

Ante la publicación de la “Guía de actuación de actuación para los centros dependientes de la Gerencia de Servicios sociales (…)” elaborada por el Servicio de Programas de Salud de la Gerencia de Servicios Sociales de CyL, CSIF reclama que se dicten las correspondientes instrucciones a cumplir por los directores de los centros dependientes de Gerencia de Servicios Sociales con las siguientes medidas preventivas:

Realizar test a todos los residentes y trabajadores que presenten síntomas o sean casos sospechosos de infección por COVID-19.

Que se establezcan en el ámbito de los servicios sociales infraestructuras para el aislamiento de los usuarios afectados.

La dotación de equipos de protección individual a todos los trabajadores, guantes, bata de protección, mascarilla FPP2, gafas de protección y bata impermeable cuando hay riesgo de salpicaduras.

La intensificación de la desinfección y limpieza de los centros y los vehículos.

CSIF entiende la complejidad de la situación que estamos viviendo, pero defiende que los empleados públicos deben estar protegidos de la infección en su puesto de trabajo como una medida de asegurar el funcionamiento adecuado de los servicios públicos esenciales.