CSIF rechaza la ocurrencia de Sacyl de sustituir profesionales sanitarios por voluntarios en Barruelo de Santullán (Palencia)
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) rechaza “de plano” la “increíble” solución planteada por Sacyl, para resolver los problemas de la atención sanitaria en la localidad palentina de Barruelo de Santillán, que pasaría por la formación de un grupo de voluntarios.
10 de Febrero de 2020

De “auténtica tomadura de pelo” califica CSIF la noticia de que Sanidad ha ideado la creación de un cuerpo de voluntarios, que ha llamado soporte vital social, para hacer frente a los problemas de la atención continuada y de urgencias que tiene la Montaña Palentina, y más concretamente Barruelo de Santillán, por la falta de personal sanitario. Unos voluntarios a los que se les instruiría en primeros auxilios, utilización del desfibrilador semiautomático y en otras técnicas y procedimientos, según se ha informado a los pueblos afectados. Estos voluntarios atenderían a los ciudadanos, en el caso de que los profesionales sanitarios no estuvieran en el pueblo.

Para CSIF, estas “ocurrencias son un paso más en el desmantelamiento del sistema sanitario público que tenemos, por la mala planificación de nuestros políticos, que no valoran la profesionalidad ni el papel social de los trabajadores sanitarios, que hay que defender y reivindicar”.

CSIF valora positivamente que la población esté formada y pueda hacer frente a ciertas situaciones, “pero nos parece aberrante que se juegue con la salud de los ciudadanos, sustituyendo el trabajo de unos profesionales formados en unas disciplinas que llevan tiempo, estudio y mucha dedicación, por el de unos vecinos voluntarios, sin menospreciar su colaboración”.

“Consideramos el esfuerzo de la Junta, en la búsqueda de medidas que palíen la falta de personal sanitario, pero ha de ser consciente de que esas medidas no serán efectivas si se excluye a los actores principales, que son los profesionales sanitarios. Solo serviría para desmantelar un sistema que ha sido líder a nivel europeo”, remarca CSIF.

Añade que “no podemos apoyar esta medida de los voluntarios, porque supone un insulto tanto para los profesionales como para los usuarios, que ya llevan mucho tiempo sufriendo las carencias y la falta de planificación sanitaria en la Comunidad”.

No puede ser que habitantes de los pueblos más aislados y periféricos, como el municipio de Barruelo de Santullán, que ya ven como la carencia de profesionales sanitarios les deja más desprotegidos, queden en un futuro inmediato en manos de personas que no tienen la formación adecuada, para ejercer una atención sanitaria que debe ser profesional”, insiste CSIF.

Este sindicato independiente asegura que los graves problemas de falta de médicos y de personal sanitario han de solucionarse, como dicen los taurinos, cogiendo el toro por los cuernos, es decir, desde el análisis profundo y serio de una Sanidad que necesita una reforma, aumentar el número de profesionales y de recursos presupuestarios y materiales, o abordar cambios en una Atención Primaria que requiere urgentemente una modernización. “Pero, desde luego, no con ocurrencias que son un dislate. Unos voluntarios no pueden sustituir a unas guardias médicas que se han suprimido en Barruelo, o cubrir la falta de médicos en la zona de Aguilar de Campoo, que cuenta con dos o tres médicos cuando debería tener por lo menos diez”, lamenta CSIF.

“Hay que hacerle ver a la Consejería de Sanidad que el experimento de la sustitución de profesionales por voluntarios es una barbaridad, y parar la iniciativa en Barruelo, que puede ser un ensayo para luego extender por otras comarcas y zonas despobladas y periféricas de la Comunidad”, concluye CSIF.