Nueva Oficina Judicial
Desde CSIF, consideramos, dada la gravedad de esta situación y su directa repercusión al justiciable, que es necesario el replantearse la conveniencia de este nuevo sistema de gestión o incluso su permanencia. Convocándose verdaderas mesas de diálogo y no meramente instrumentales como hasta ahora, con todas las partes afectadas, al objeto de valorar y aportar soluciones respecto a la NOJ.
18 de Febrero de 2019

Viendo cómo están sucediendo los acontecimientos en los Juzgados de la capital, hasta el propio TSJ de Castilla y León ha mostrado interés por la situación de la NOJ (Nueva Oficina Judicial) en Palencia, al igual que todos los ámbitos judiciales y extrajudiciales que se han manifestado sobre este grave asunto, y a la espera de una resolución por parte de la Administración de Justicia, nos vemos obligados a reafirmar lo dicho.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, queremos manifestar nuestra preocupación, pasados 8 meses desde su puesta en marcha, por el más que cuestionable funcionamiento de la Nueva Oficina Judicial en Palencia, NOJ, atascando los juzgados de la capital e incrementando el tiempo de respuesta a los ciudadanos. Lejos quedan las declaraciones del Ministerio de Justicia (Francisco Caamaño a la cabeza) respecto a las numerosas ventajas que iba a suponer la implantación de la Oficina Judicial, sobre todo en lo relativo a la simplificación de los procesos judiciales y al ahorro de tiempo de trabajo (“La nueva justicia del Siglo XXI”, como se venía a llamar); y las declaraciones de junio del 2017 del Secretario Coordinador provincial sobre las bonanzas de la NOJ y la sensación de agilidad que ésta generaría al ciudadano.

Dicha NOJ ha demostrado, tras su implantación, la verdadera dimensión de los problemas previamente denunciados por CSIF, con una ralentización de la administración de justicia en sus respuestas y una mayor burocratización derivada del procedimiento entre los distintos servicios comunes, todo ello aderezado con una clara insuficiencia de medios humanos y técnicos y una nueva sede judicial que no cumple con los requisitos mínimos necesarios para el nuevo sistema implantado.

Si algo bueno debe de resaltar este sindicado respecto a la NOJ, es que ha sido capaz de unir en su descontento y critica a ciudadanos, funcionarios, abogados y procuradores y recientemente al TSJ de CyL, que a pesar de sus claras y razonables reivindicaciones, se encuentran con el “muro” de una Administración que realmente no sabe que hacer con su proyecto estrella.

Desde CSIF, consideramos, dada la gravedad de esta situación y su directa repercusión al justiciable, que es necesario el replantearse la conveniencia de este nuevo sistema de gestión o incluso su permanencia. Convocándose verdaderas mesas de diálogo y no meramente instrumentales como hasta ahora, con todas las partes afectadas, al objeto de valorar y aportar soluciones respecto a la NOJ.