CSI-F avisa a Isdefe: el Plan de Igualdad no es ningún juego
La brecha salarial entre hombres y mujeres sigue aumentando y los cargos directivos están completamente masculinizados en esta entidad pública que depende del Ministerio de Defensa que preside una Mujer: María Dolores de Cospedal.
13 de Junio de 2017

Un Plan de Igualdad se define por Ley como “un conjunto de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por sexo”. Sin embargo, CSI-F constata que esto no se aplica en Isdefe, una empresa pública de consultoría e ingeniería, adscrita al Ministerio de Defensa, donde nuestro sindicato lamenta que, por ejemplo, “la brecha salarial, que en 2008 rondaba el 4%, se aproxima ahora al 8%”.

Un dato que obedece a la cultura presencialista. “Aquí todo siempre se ha valorado por horas”, según nuestros delegados sindicales. “De hecho, el primer diagnóstico que se realizaba antes en las promociones salariales estaban vinculadas a la permanencia en el puesto de trabajo lo que es una manera de sacrificar la conciliación”. Y no sólo eso, sino que Isdefe también desobedece “el distintivo de empresa igualitaria que tenemos por parte del Ministerio de Igualdad y que, básicamente, no estamos cumpliendo. Nuestro Plan de Igualdad está aprobado desde 2009-2011, pero ni siquiera eso significa que se esté cumpliendo”.

Es verdad que el número de mujeres ha crecido levemente en la empresa. Si en 2008 era de un 35% ahora es de un 37%. “Pero eso tampoco significa igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, porque los puestos de responsabilidad están completamente masculinizados”. Un dato que, según CSI-F, invita a cambiar las cosas. Máxime porque las empresas de más de 250 empleados tienen la obligación de elaborar y aplicar un Plan de Igualdad e Isdefe, un servicio técnico de la Administración General del Estado (AGE), supera los 1.500. “Ahora, estamos elaborando el Plan para el año 2017. Y, aunque hay buenas perspectivas, todavía está por ver si recogerá lo que se planteaba en el Plan del 2009-2011 y si se cumplirá”.

La negociación por el Convenio Colectivo lleva abierta desde 2014, sin ningún avance significativo desde entonces. La Dirección de la empresa no ha sabido de momento dar solución a los problemas que Isdefe y su personal tienen. Por eso CSI-F se pregunta en voz alta: “¿Dónde está la lógica?” Máxime porque Isdefe es una empresa pública, adscrita al Ministerio de Defensa, que dirige una mujer: María Dolores de Cospedal.