CSI-F trabaja en la elaboración de un convenio para los trabajadores del hipódromo de La Zarzuela
La empresa estatal está compuesta por 33 empleados fijos y 56 fijos discontinuos que hasta ahora se rigen por un convenio, el de oficios y despachos, que no debería ser el suyo.
16 de Mayo de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con creciente presencia en el sector privado, también está presente en el hipódromo de La Zarzuela. Una empresa de titularidad estatal, compuesta por 33 empleados fijos y 56 fijos discontinuos, que reivindica la necesidad de un Convenio propio. “Sin convenio no podemos negociar nada”, explica Iratxe Campaño, delegada del CSI-F, que lleva trabajando 10 años en la recepción del hipódromo. “Actualmente, nos regimos por el convenio de oficios y despachos. Exigimos un convenio propio que recoja nuestras condiciones y reivindicaciones laborales, así como las especificaciones de nuestro sector. De hecho, ahora estamos con el borrador para planteárselo a la empresa”.

El hipódromo cumplió en 2016 su 75 aniversario. Pero desde 2003 la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) es la encargada de gestionar una empresa cuyo recinto, perteneciente al Patrimonio Nacional, es una referencia innegociable tanto en la cría de caballos como en el calendario de competiciones. “Hasta ahora los anteriores comités no habían planteado esta necesidad”, agrega Iratxe. “Pero creemos que ha llegado el momento de tenerlo, de demostrar que el nuestro es un sector específico”.