Correos recupera la historia
CSIF celebra el acuerdo de Correos con el Banco Mediolanum como el regreso de un servicio para la ciudadanía que estaba presente en las sucursales desde 1916 con la mítica Caja Postal.
13 de Febrero de 2018

Es el peso de la historia. Así lo explica CSIF que, desde 1916, cuando se creó la Caja Postal hasta 2016, cuando se quebró el acuerdo con Deutsche Bank, siempre había tenido servicios bancarios en las sucursales de Correos. Por eso nuestro sindicato celebra el reciente acuerdo de Correos con el Banco Mediolanum, que no sólo significa una oportunidad de negocio. También recupera “un servicio para la ciudadanía” en las casi 2.400 sucursales de Correos que, sin ir más lejos, se convertirán en el único banco de la geografía española que estará abierto los sábados.

CSIF sabe que ya no es como hace 19 años cuando se firmó el acuerdo con Deutsche Bank. Los tiempos han cambiado. Pero también habían cambiado en 1991 cuando Argentaria (que, en su momento, significaba la unión de todos los bancos y cajas públicos) tomó el relevo de Caja Postal. Es más, gracias a las oficinas de Correos, Argentaria captó un negocio de 20 millones anuales de € en la década de los noventa. Luego, vino el acuerdo con Deustsche que también vivió años muy provechosos hasta el 16 de marzo de 2016 cuando se rompía la relación.

Desde entonces, nuestro sindicato echaba de menos un servicio bancario en las oficinas de Correos. Nos respaldaba un siglo de historia. De ahí que CSIF celebre la llegada del Banco Mediolanum, un banco con más de 130.000 clientes en toda Europa. Será diferente al pasado y habrá que reinventarse. Pero así es el mercado laboral en el que nunca hay que dejar de intentarlo ni de cuidar la motivación de los empleados, que son los que, un día más, estarán en primera línea. Como ya pasaba en 1916.