CSIF Empresa Privada gana las elecciones en la coperativa Garu y extiende su presencia al sector agrario
CSIF se sitúa como una clara alternativa en la empresa privada frente a las organizaciones sindicales tradicionales
10 de Noviembre de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha ganado con rotundidad las elecciones sindicales celebradas ayer en la empresa Cooperativa GARU (sociedad cooperativa del campo), consiguiendo 2 de los tres delegados que elegían sus 46 trabajadores, doblando en votos a CCOO que antes contaba con todos los delegados.

La Cooperativa GARU nació en 1982 en Santo Domingo de la Calzada, con el fin de ofrecer servicios al sector agrícola y ganadero de la zona de la Rioja Alta. En la actualidad, cuenta con un total de 633 socios y 46 trabajadores fijos distribuidos en sus seis centros de Santo Domingo, Briones, Cuzcurrita del Río Tirón, Villar de Torre, Ausejo y Castidelgado (Burgos).

En estas elecciones, CSIF arrebata la hegemonía que ostentaba Comisiones Obreras queanteriormente tenía todos los delegados. Desde ayer, CSIF que ha obtenido el doble de votos que comisiones, contará con 2 delegados, mientras que comisiones conservará uno.

Con esta victoria sindical, CSIF sigue consolidándose como opción sindical en la empresa privada de La Rioja, donde en los últimos años CSIF viene experimentando un crecimiento exponencial, que nos sitúa como una clara tercera vía, frente a las organizaciones sindicales tradicionales.

CSIF agradece la confianza depositada por los trabajadores, que buscan otras opciones sindicales alternativas, con un perfil profesional e independiente. Por eso, vamos a centrar todos nuestros esfuerzos en el nuevo curso político para lograr una modificación de la Ley Sindical que permita romper el monopolio de los dos sindicatos tradicionales, en el mundo laboral.

CSIF ha dado un salto a la empresa privada, pese a la diferencia de recursos respecto a los sindicatos mayoritarios, la falta de información sobre procesos electorales y la imposibilidad legal de preavisar en las empresas en las que no estamos representados.