ETA. Los funcionarios de prisiones exigen que se defienda su imagen ante la "ofensa" de los presos.
31 de Diciembre de 2013

La sección de funcionarios de prisiones del sindicato CSI-F exigió este lunes que la Dirección General de Instituciones Penitenciarias defienda públicamente su imagen ante la "ofensa" del último comunicado de los presos de ETA.

El presidente de esa sección sindical de CSI-F, Adolfo Fernández, denunció en declaraciones a Servimedia que el comunicado ofende, en primer lugar, a las víctimas de ETA.

Además, cree que se ha "vulnerado la imagen" de los funcionarios de prisiones. "Nosotros ni hemos torturado ni hemos discriminado", aseguró, y a los presos de ETA se les trata "como a cualquier otro" interno.

Por ello, exigen un pronunciamiento público para "salvaguardar" la imagen de esos funcionarios y que, incluso, se acuda a los tribunales si se considera pertinente.

Fernández se mostró convencido de que desde el Gobierno "se está negociando poco a poco" con la banda y por ello se van dando "pequeños pasos" intentando que no generen "mucho revuelo".

Cree que este comunicado es uno de esos pasos, aunque el sindicato desconoce "los entresijos" de lo que se puede acordar porque, ni desde la política se informa al sindicato, ni al sindicato corresponde entrar en política.

Como resultado de esa negociación reconoció que "todo cabe", incluido un traslado generalizado a Nanclares de Oca, aunque no se quiso pronunciar sobre esa posibilidad.

VER NOTICIA

Ver Galería