El Ministerio sigue ninguneando a los trabajadores del INTCF en materia de formación.
13 de Septiembre de 2017

La propuesta que CSIF planteó en solitario para que dicha formación llegase a los tres departamentos y se hiciese extensiva también a los Cuerpos Generales allí destinados, fue la de reducir el número de horas (de 30 a 20) y que dicha formación se impartiese en horario de mañana. Esta propuesta fue aceptada por el Ministerio.

CSIF propuso en la mesa que, por motivos de conciliación familiar y personal, el curso se impartiera en horario de mañana, ya que en 2015 muchos trabajadores no pudieron acceder a esta formación al haberse impartido en horario de tarde. El Ministerio, una vez más, no demuestra la sensibilidad necesaria y se pasa por alto la petición de los trabajadores, impartiendo el curso en horario de mañana y tarde durante los tres días de su duración, lo que privará que muchos trabajadores puedan acceder a dicha formación y que bajo este argumento el Ministerio pretenda eliminar definitivamente la formación de los Cuerpos Especiales.

La palabra del Ministerio en dicha Mesa parece haberse diluido con el transcurso de los meses, pues finalmente el curso constará de 24 horas, se hará en horario de mañana y tarde y la formación específica para Cuerpos Generales destinados en los distintos Departamentos ni está ni se la espera.

Una vez más, el Ministerio ha demostrado un menosprecio absoluto a los compañeros del INTCF de Las Rozas, pasándose por alto la gran distancia que tienen desde sus domicilios a su centro de trabajo. En este sentido CSIF ha exigido una vez más que el Ministerio proceda a indemnizar a los trabajadores destinados en el Departamento de Madrid como consecuencia del cambio de sede del INTCF.

A todo lo anterior, y pese a las peticiones de CSIF y el compromiso del propio Ministerio, queremos denunciar una vez más que se siga sin abrir la formación del CEJ al resto de cuerpos de la Administración de Justicia, impartiendo dicha formación única y exclusivamente a determinados colectivos que curiosamente forman parte del Consejo Rector del CEJ.