CSIF rechaza las medidas de Justicia porque no garantizan la salud de las plantillas y son insuficientes sin un refuerzo de personal
- Exigimos un plan de desescalada que incluya test fiables para todos los empleados/as públicos.
- Las actuaciones acordadas no resuelven los verdaderos problemas de la Justicia.
29 de Abril de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en Justicia, rechaza las medidas del Gobierno para evitar el colapso judicial porque no garantizan la salud de las plantillas, no incluyen un plan negociado de desescalada ni los refuerzos necesarios de personal.

El estado de alerta y la posterior reconstrucción deben ir acompañados de un plan estratégico de empleo, según CSIF. Por eso, reclamamos un plan de reconstrucción en las Administraciones Públicas para generar empleo de calidad en sectores estratégicos.
Además, no se puede plantear la vuelta a la actividad sin garantizar la protección a la salud laboral que, en este caso, está íntimamente relacionada con la protección a la salud pública.
Desde CSIF reclamamos:
- Realización de test fiables a todo el personal de Justicia que se incorpore a su puesto de trabajo.
- Suministro estable y suficiente de medios de protección (en especial mascarillas) al personal que se reincorpore.
- Controles de temperatura a la entrada de los centros de trabajo
- Instalación de mamparas en los puestos de trabajo, con especial atención a los de atención al público.
- Restricción absoluta de acceso a los edificios judiciales y control de permanencia en las sedes judiciales.
- Medidas estrictas de limpieza y desinfección en los centros de trabajo.
- Acondicionamiento de las sedes judiciales para respetar la distancia mínima de dos metros en todo momento.
- Información actualizada puntual y, como mínimo, semanal, de la incidencia del virus en la Administración de Justicia.
- Activar los comités de seguridad y salud que han sido marginados en la toma de decisiones sobre salud laboral en toda la crisis por el coronavirus.
Sin consenso
Desde CSIF, advertimos de que se ha dado luz verde a estas medidas sin consensuarlas con los empleados/as públicos y que pueden tener una eficacia muy reducida. A la Justicia le hacen falta medios personales, organizativos y materiales desde hace mucho tiempo y esta crisis sanitaria lo ha puesto de relieve con toda su crudeza.
En este sentido, las medidas propuestas son insuficientes y tal y como se plantean, sin detallar cómo se piensan poner en marcha y abren muchos interrogantes sobre su efectividad real.
Eso es, precisamente, lo que le pedimos al ministro Juan Carlos Campo en la reunión del pasado jueves, que, en vez de exigir la adhesión inquebrantable a sus propuestas, como nos reclamó, nos sentemos a negociar tanto esos detalles para su aplicación (como las propuestas que hemos presentado al Ministerio sobre prolongaciones de jornada incentivadas, refuerzos de personal y un plan serio y transparente de teletrabajo).
Para CSIF, urge un plan de seguridad y salud real y efectivo para la reactivación de la Administración de Justicia que permita la reincorporación gradual de los funcionarios/as de Justicia a su actividad de forma segura.
Reclamamos un plan de agilización con medidas organizativas, tecnológicas y normativas a corto y medio plazo que deben diseñarse e implantarse con total transparencia y con la participación de las organizaciones sindicales.
Por último, será necesario abordar la modernización de la Administración de Justicia que deberá pasar por el reforzamiento del servicio público a través de la dotación de medios personales y materiales adecuados y suficientes.