Gobierno de Navarra y empresas abandonan a sus vigilantes de seguridad.
20 de Marzo de 2020

Desde CSIF hemos puesto en conocimiento de la Inspección de trabajo y continuaremos realizándolo, el absoluto abandono que sufren los vigilantes de seguridad por parte de sus respectivas empresas.

Desde el comienzo del Estado de Alarma decretado por el Gobierno, nuevamente se ha visto la total desorganización y falta de previsión por parte de la inmensa mayoría de las empresas de seguridad que operan en la Comunidad Foral.

Prácticamente en la totalidad de servicios, a excepción de una minoría de ellos, el personal de seguridad privada no tiene las mínimas medidas de protección sanitaria personal como pueden ser geles desinfectantes y guantes.

Hay situaciones donde la empresa cliente en las primeras horas se ha hecho cargo de proporcionárselos, desde CSIF se lo agradecemos pero desgraciadamente son una minoría.

No podemos entender como en recintos como el Complejo Hospitalario de Navarra o el Hospital Reina Sofía de Tudela , supermercados, establecimientos oficiales, la prisión de Pamplona, Acciona, BSH entre otros, los vigilantes de seguridad tengan que ver peligrar su salud y la de todas aquellas personas con las que entran en contacto en su puesto de trabajo. No disponen de las medidas mínimas recomendadas tanto por el Ministerio de Sanidad como por los técnicos de prevención de las propias empresas de seguridad.

Servicios estos, al cargo de empresas como ILUNION, EULEN, PROSETECNISA, COVIAR, SECURITAS, PROSEGUR… todas ellas empresas con medios materiales, económicos y de personal, suficientes, al menos sobre el papel.

Aún más sorprendente, es que se informe sobre el asunto a uno de los responsables encargados de la seguridad privada del Gobierno de Navarra y la única medida que se tome. sea preguntar a las empresas por las actuaciones están realizando. En CSIF sabemos que el Gobierno de Navarra tiene mecanismos para realizar las inspecciones y comprobar que las empresas cumplen con lo establecido pudiendo de lo contrario tomar las medidas oportunas.

Por eso desde CSIF nuevamente hemos tenido que dirigirnos a la Inspección de Trabajo para que tome cartas en el asunto. Nuestra intención en este caso no es otra que la protección de la salud del personal de la seguridad privada y por consiguiente de todas las personas de su ámbito y por ende de la sociedad en su conjunto y así colaborar de la forma más eficaz en la erradicación lo antes posible, de esta pandemia global.