La dictadura de COVIAR
18 de Noviembre de 2019

La empresa COVIAR o sus responsables en Navarra y Zaragoza, deben pensar que estamos en el siglo XIX a pesar de que según su web la empresa se creó en 1984.

CSIF ya puso en conocimiento ante la Inspección de Trabajo determinadas irregularidades como anular en junio de 2019 el cuadrante anual de su mayor servicio en la Comunidad Foral, cancelar vacaciones de un día para otro, no respetar el fin de semana mínimo de descanso mensual y otra serie de irregularidades.

Ver https://www.csif.es/contenido/navarra/empresa-privada/278583

La nueva “ocurrencia” de la empresa es imponer a la plantilla en Navarra una serie de criterios para la petición y disfrute de las vacaciones para el año 2020 obviando lo que regula el Estatuto de los Trabajadores y el Convenio Colectivo Nacional del sector.

Nuestros afiliados y trabajadores de COVIAR no entienden como esta empresa puede gestionar la seguridad exterior del establecimiento penitenciario de Pamplona y otras empresas de gran afluencia de público, con tan mala gestión interna.

A nivel nacional tiene asignado el servicio de seguridad exterior de varias prisiones. Tenemos conocimiento, por los medios de comunicación y por vía directa con vigilantes allí destinados, de que en varias de ellas los trabajadores también están teniendo problemas.

Desde CSIF no los vamos a consentir y usaremos todos los medios a nuestro alcance para que esta empresa respete total y absolutamente todos los derechos de sus Vigilantes de Seguridad, y por supuesto los recogidos en el Convenio Colectivo del sector, en el Estatuto de los Trabajadores y en cualquiera otra normativa.