El Juzgado sentencia improcedente el despido de un Auxiliar de Policía por el Ayuntamiento de Pamplona
31 de Julio de 2019

El Juzgado de lo Social número 1 de Pamplona ha estimado la demanda interpuesta por un Auxiliar de Policía Municipal contra el despido por parte del anterior equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona, comandado por Joseba Asirón.

El trabajador, defendido por los servicios jurídicos del Sindicato CSIF, IORE Abogados, reclamó contra la extinción de su contrato administrativo de Auxiliar de Policía Municipal de Pamplona, tras la incorporación de una nueva promoción de agentes.

La sentencia en primer lugar establece la competencia del Juzgado de los Social en lugar del Juzgado de lo Contencioso Administrativo al apreciar que el Ayuntamiento cometió fraude de ley en los sucesivos contratos, tomados en conjunto, justificándolos falsamente en puestos distintos al realmente ocupado por el auxiliar. La diferencia es notoria, ya que por el orden social, un despido implica la indemnización por año trabajado, lo que no sucede con los contratos administrativos. Las Administraciones pueden contratar en régimen administrativo con arreglo a ciertas normas, pero cuando éstas no se cumplen, cuando se aprecian irregularidades, el contrato debe ser similar al de cualquier empresa, con arreglo al Estatuto de los Trabajadores y todo ello sin afectar a la competencia de Navarra sobre la regulación del personal de las Administraciones Públicas.

En segundo lugar, se determina el despido improcedente. Para ello el juzgado ha tenido en cuenta el motivo de despido argumentado por el Ayuntamiento, la toma de posesión de nuevos agentes. Lo cierto es que el puesto que ocupaba el auxiliar no ha sido ocupado por ningún nuevo funcionario, por lo que condena al Ayuntamiento a que o bien readmita al auxiliar como indefinido no fijo y le abone los salarios no percibidos, o bien le indemnice como despido improcedente, con una mayor cantidad.