COVIAR no cumple con sus trabajadores
09 de Julio de 2019

CSIF ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo la situación por la que atraviesan los vigilantes de la empresa COVIAR ya que de un tiempo a esta parte el funcionamiento en cuanto a la gestión de personal deja mucho que desear, hasta el punto de que ha tenido que intervenir la Central Sindical para denunciarlo.

La seguridad privada un sector laboral de servicios que ofrece a sus clientes disponibilidad de horarios y diferentes capacidades de respuesta, lo cual redunda en una cierta flexibilidad asumida por los trabajadores que puede llevar a cierta precariedad dependiendo de la conciliación particular de cada uno. Desgraciadamente en este caso, en COVIAR en la actualidad queda patente una precariedad generalizada debida a la mala gestión de la empresa.

Desde COVIAR, ahora por parte de sus dirigentes se modifican cuadrantes sin motivo alguno, de una forma totalmente dañina para la plantilla de vigilantes que la forman y no se atisba otra razón que su desorganización e incompetencia en dicha materia.

Vigilantes que antes realizaban un labor en un horario concreto, ahora pasan a realizar otro cometido diferente en un horario distinto, sin acordarlo entre las partes, pareciendo a ojos de los trabajadores que únicamente se busca su perjuicio.

Servicios como la cárcel de Pamplona, donde es obvio que puede haber una previsión a largo plazo, disponían de un cuadrante anual acordado por todos, incluida la empresa, ahora ese cuadrante es modificado varias veces, en un breve margen de tiempo. Modificando turnos, días libres, fines de semana y hasta cancelando vacaciones, a estas alturas del año.

La parte social de la empresa busca el equilibrio entre servicio, prestaciones y condiciones laborales, conocedora de que los trabajadores, son la base que sustenta a la misma pero cuando una empresa no cuida ni tiene en cuenta a los trabajadores y genera problemas gratuitos, siempre y en todo caso es negativo además de para éstos, para le empresa e incluso para los clientes. Esto genera un círculo que perjudica a todos, pero la peor parte siempre es para los más débiles, los trabajadores.

Por eso, al margen de las medidas personales que tome cada trabajador junto con CSIF, el sindicato ha decido comunicar al organismo pertinente, determinadas situaciones irregulares, que afectan en general a la plantilla de la empresa.