CSIF exige que las plazas de la OPE de Educación se adscriban a centros educativos para garantizar la igualdad y estabilidad de los docentes.
El sindicato CSIF Navarra está a la espera de que se dicte sentencia por el Tribunal Superior de Justicia en relación con el recurso de la OPE de Educación del año 2017 y cuyas plazas fueron convocadas este verano. El sindicato exige al Departamento de Educación que previamente a ofertar las plazas en la OPE se realice la modificación de plantilla orgánica con la correspondiente adscripción a centro educativo como se hace en otros Departamentos del Gobierno de Navarra como Salud.

Para CSIF no se puede justificar la oferta de plazas en euskera sino se determina previamente el centro educativo de adscripción como ya señaló el TSJ de Navarra cuando anuló la OPE de 2016.
15 de Noviembre de 2018

Según expone el sector de Educación de CSIF Navarra, los/las docentes que han resultado seleccionados en las oposiciones convocadas este verano y que han sido nombrados funcionarios en prácticas, están obligados a participar a partir de este año, en todos los concursos de traslados que se convocan anualmente (este año de ámbito estatal) hasta que obtengan su primer destino definitivo en un centro educativo de la Comunidad Foral de Navarra. Sin embargo, como advierten desde el sector de Educación de CSIF Navarra, no tienen garantizado obtener el mismo de forma inmediata, al no haberse previamente modificado la plantilla orgánica del Departamento de Educación, mediante la debida adscripción a centros educativos concretos de las plazas ofertadas en la OPE de 2017 y que posteriormente fueron convocadas en las oposiciones celebradas este verano.

De esta forma, la gran mayoría de los funcionarios en prácticas, una vez que superen la fase de prácticas y sean nombrados funcionarios de carrera, quedarán en situación de expectativa de destino, viéndose obligados a solicitar, año tras año, un nuevo centro de destino, lo que conlleva que no puedan estabilizarse en un centro educativo y sin reconocérseles la antigüedad a efectos de puntuación. En esta situación, señalan desde CSIF, pueden permanecer mucho tiempo, ya que anualmente se siguen amortizando plazas correspondientes a jubilaciones, en particular, en Secundaria y FP, por el aumento de la carga lectiva desde el año 2012,ya que el mismo aún no se ha revertido. Por lo que, según denuncian desde CSIF, en los concursos de traslados sólo se están ofertando las plazas de nueva creación o las resultas correspondientes a las plazas ocupadas por funcionarios que obtienen un nuevo destino definitivo. Para CSIF, a esta inestabilidad que están sufriendo debe unirse todo el tiempo de servicios previo desempeñado como interinos por muchos de ellos, por la escasez de ofertas de empleo público en Navarra en los últimos años.

En esta situación, se encuentran la mayoría de los maestros que aprobaron las oposiciones convocadas en el año 2016 y también funcionarios de varias especialidades de Secundaria desde las oposiciones del año 2010. Para CSIF, esta situación supone un auténtico fraude motivado porque el Departamento de Educación no ha justificado la adscripción a centro de las plazas ofertadas en las últimas OPE, a diferencia de lo que se hace en otros Departamentos del Gobierno de Navarra como Salud. Desde CSIF también denuncian que las plazas ofertadas con requisito de euskera deben justificarse mediante su adscripción a centros educativos con oferta lingüística en modelo D para atender a las necesidades reales de la plantilla.

Por último, desde CSIF confían en la pronta resolución del recurso contencioso ante el TSJ aunque ya advierten que estudiarán un nuevo recurso contra la próxima OPE si desde el Departamento de Educación vuelven a ofertar las plazas sin adscripción a centros educativos.