Sobre cambios de códigos en los contratos predoctorales
CSI•F traslada al Ministerio de Educación sus propuestas y demandas sobre la problemática generada por las modificaciones de código de estos contratos

Se adjunta informe íntegro SOBRE LA MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO DE CONTRATO DE LOS CONTRATOS PREDOCTORALES VINCULADOS A LA LEY DE LA CIENCIA

02 de Marzo de 2017

Os extractamos los párrafos más interesantes:

Sobre las premisas anteriores, y en atención al carácter especial del contrato predoctoral, una simple decisión administrativa, cuyo valor como norma jurídica ha de ser seriamente cuestionada, no puede alterar la naturaleza jurídica de la modalidad contractual, ni afectar a los derechos y obligaciones vinculadas a dicho vínculo.

En consecuencia, los cambios en la gestión del contrato y su vinculación a efectos de control y registro al Código 420, no pueden significar, como parece ser está sucediendo en la actualidad, una modificación en la naturaleza jurídica del contrato, mutándolo a un contrato en prácticas, cuando ni del espíritu de la Ley puede desprenderse dicha naturaleza conforme se ha dicho anteriormente, ni hasta ahora quienes han debido aplicar la norma han optado por incluir el contrato predoctoral en dicha modalidad formativa.

Item mas, si tan clara estaba la situación debería haberse considerado desde el principio como una modalidad del contrato en prácticas, tal y como ocurría cuando estaba plenamente vigente el artículo 8 del RD 63/2006, de 27 de enero, y no hubiera sido necesaria la Instrucción de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Por todo ello, cabe colegir que la codificación de estos contratos en el código 420 no puede ser interpretado como una modificación en la naturaleza contractual de la relación laboral y avalar su transformación en un contrato en prácticas.

Y si la anterior es la conclusión para los contratos futuros, mucho menos aún se puede aplicar dicha alteración con efectos retroactivos a los contratos celebrados antes del 15 de febrero de 2016, fecha de publicación en el Boletín del Sistema Red de la instrucción de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Dicha instrucción puede tener efectos a nivel de cotización a la Seguridad Social o de gestión y control de esta modalidad contractual, pero en ningún caso puede implicar una alteración de los derechos reconocidos a los contratados predoctorales previstos en la Ley de la Ciencia, pues solamente una reforma legal puede alterar el régimen jurídico de sus condiciones laborales.

En fin, la solución más lógica para la situación generada es crear un Código de Contrato propio para estas modalidades investigadoras capaz de expresar su carácter propio y específico, sin tener que vincularlos ni al contrato por obra o servicio determinado ni al contrato en prácticas, sino que atienda a sus particularidades.

2 de Marzo de 2016