Los empleados públicos esperan que el Gobierno no trunque las expectativas generadas con la mejora de sus condiciones laborales
17 de Julio de 2015

- CSIF inicia, con el PSOE, una ronda de contactos políticos para aunar posiciones en la mejora de los servicios y empleados públicos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en las administraciones públicas, advirtió hoy al Gobierno de que los empleados públicos esperan que no se vean truncadas las expectativas generadas con la supuesta mejora de sus condiciones laborales.

“Los 2,5 millones de empleados públicos tomarán muy buena nota de las propuestas del Gobierno y de las diferentes fuerzas políticas y las tendrán presentes cuando se acerquen a las urnas”, destacó el presidente de CSIF, Miguel Borra, al término de la reunión con el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.

De hecho, hoy mismo, el sindicato ha iniciado también una ronda de contactos con formaciones políticas –en primer contacto tuvo lugar esta misma mañana con la secretaria de Administraciones Públicas del PSOE—con el fin de favorecer el compromiso de los diferente partidos en la mejora de los servicios públicos y las condiciones de sus empleados, de cara a los próximos Presupuestos Generales del Estado. En los próximos días también se producirá una reunión en este ámbito con el PP.

De entrada, a CSIF le parecen insuficientes y faltas de concreción las propuestas puestas hoy encima de la mesa por el Gobierno y volcará todos los esfuerzos en la negociación abierta para los próximos días para que se produzca un incremento razonable en las retribuciones de los empleados públicos, una la devolución del resto de la paga extra y el refuerzo de las plantillas en todos los ámbitos.

De momento, el Gobierno no ha acertado ni en las formas ni en el fondo, porque los representantes de los trabajadores acuden a la mesa de negociación sin conocer una propuesta concreta.

Ver Galería