CSIF reclama una subida en el gasto de I+D en las Universidades y aportar estabilidad laboral a los investigadores
- CSIF considera que debe llegar a un 4% anual durante los próximos tres años para recuperar el nivel anterior a la crisis y converger con Europa.
- El peso de la función investigadora llega al mínimo de los últimos cinco años.
13 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha reclamado al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, un incremento en el gasto en I+D en las universidades españolas y que tome medidas para dar estabilidad laboral a sus investigadores.

Para CSIF, los últimos datos publicados en el estudio “Investigación y transferencia de conocimiento en las universidades españolas 2016” de la Red de Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación de Universidades (RedOtri) de Crue Universidades Españolas, confirman que el gasto en I+D en las universidades españolas disminuye en 2016 en un 5,5% con respecto al año anterior, situándose en 3.189 M€ lo que agudiza la pérdida de peso de la función investigadora al significar el menor porcentaje de los últimos 5 años.

La producción científica (artículos publicados, tesis y sexenios obtenidos) mantiene un tono ascendente pese a la escasez de recursos, mientras que la producción tecnológica (patentes) presenta sus peores resultados en la década.

A nivel general, la inversión del sector público en España en I+D en el 2016 ha descendido del 1,32% del PIB en 2008 al 1,19% en 2016, según datos de Eurostat. Por su parte, la inversión en la Unión Europea pasó del 1,84% del PIB en 2008 al 2,03% del PIB en 2016. En el mejor de los supuestos, España -cuyo último porcentaje de inversión conocido es inferior al de hace una década- debería disparar el gasto en I+D un 4% anual durante los próximos tres años para recuperar el nivel anterior a la crisis e intentar converger con Europa.

Para CSIF, una parte importante de ese incremento del presupuesto público de I+D+i debe ir destinado a financiar convocatorias de recursos humanos para la investigación. Deben incrementarse de manera exponencial el número de contratos que salgan cada año de los programas Ramón y Cajal, Beatriz Galindo, Juan de la Cierva, Técnicos de apoyo, contratos PFU o contratos FPI, todas ellas convocatorias de ámbito estatal y de las que pueden ser beneficiarias las universidades.

A esta falta de inversión hay que sumar la precariedad laboral de investigadores, profesores y científicos españoles. En los organismos públicos de investigación y en las universidades, no se aplican políticas de estabilización y proliferan cada día más figuras temporales, inestables y precarias. Colectivos como los investigadores predoctorales siguen sin obtener un nuevo Estatuto del Personal Investigador en Formación que mejore retribuciones, equipare convocatorias y recoja derechos.

Por otro lado, continúa disminuyendo el número de científicos en España (más de 10.000 se han ido al extranjero desde 2010, según datos de la Comisión Europea). Por esta razón, deben crearse partidas específicas para jóvenes y nuevos investigadores con el objetivo de contrarrestar la actual fuga de cerebros.

CSIF insiste en la necesidad de mejorar la investigación en el ámbito universitario, que supone más del 60% de la producción científica española. El sindicato está convencido de que la investigación es fundamental para el desarrollo social y económico del país.

Pedro Duque, debe abordar urgentemente otras cuestiones en el ámbito de la gestión de la investigación y la transferencia de conocimiento como la reducción de la burocracia, la contratación temporal laboral para actividades de investigación, la celeridad en los diferentes procesos administrativos y la coordinación de las convocatorias de ayudas.

CSIF Educación