CSIF advierte de que las nuevas vacunaciones ponen al límite a las plantillas: urgen refuerzos en Pediatría
- Empieza la campaña de vacunación infantil
- Los centros de salud siguen muy saturados y aumenta la presión asistencial por el trasvase de personal para vacunar a los niños
- CSIF convocará movilizaciones en enero ante el abandono de la Atención Primaria
15 de Diciembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, advierte de que la campaña de vacunación de 3,3 millones de niños/as de 5 y 11 años que arranca hoy pone al límite a las plantillas debido al déficit estructural de médicos pediatras y personal de Enfermería en los centros de salud de todo el país.

Actualmente, el déficit de pediatras en Atención Primaria se sitúa en torno a los 1.600 profesionales, mientras que faltan 28.500 profesionales de Enfermería.

Desde CSIF, mostramos nuestra preocupación por la evolución de la pandemia, sobre todo, ante la falta de personal y que puede incrementar aún más las listas de espera (actualmente de entre 10 y 15 días), coincidiendo con las vacaciones navideñas y el repunte de casos que empieza a ser preocupante.

La campaña de vacunación infantil añade aún más presión a los profesionales, que están de por si saturados desde hace meses, y que reclaman refuerzos urgentes. La estrategia varía según las autonomías y aunque la mayoría afronta esta campaña en los centros de salud también hay otras que vacunarán a los menores en centros escolares, en hospitales y en puntos ya habilitados para ello.

Las ausencias de muchos profesionales de sus centros para vacunar no se van a cubrir, por lo que organización de plantillas va ser muy complicada, las consultas se van a saturar aún más. Por ello, las CCAA deben tomar medidas lo antes posible para evitar que las consultas de Pediatría queden desatendidas mientras dure el proceso de inmunización infantil.

Ya estamos observando algunos problemas de planificación. En concreto, en la Comunidad Valenciana denunciamos la merma de pediatras y que en centros de salud de Castellón se está convocando a un pediatra y a dos profesionales de Enfermería para que acudan a vacunar a los menores en los centros escolares en horario de mañana y tarde.

En otras comunidades como en Aragón, hay trabajadores/as que van a hacer horas extra por la tarde para atender la vacunación del Covid infantil. Falta especialmente personal de Enfermería y no hay profesionales porque la bolsa de empleo de Enfermería está a cero en varios sectores sanitarios de esta comunidad.

En la Comunidad de Madrid, CSIF está detectando bastantes problemas con el sistema de autocita y, en cuanto a las vacunaciones -que se realizarán en los hospitales-, se van a utilizar los contratos de refuerzo por el Covid, que se van a renovar otros tres meses más.

En Asturias, la vacunación infantil se va a realizar en los centros de salud por parte del personal de Pediatría de plantilla sin contrataciones adicionales, al igual que en Baleares, donde no habrá refuerzos en los centros de salud, según la información recabada por el sindicato.

En Cataluña, la coincidencia de la sexta ola de Covid, en variante ómicron, gripe y pérdida de eficacia de las vacunas amenaza el sistema sanitario, ya que hay un incremento importante de la presión asistencial.

Esta situación está teniendo una repercusión clara en la Atención Primaria. Los centros de salud han recibido unas 70.000 visitas en la última semana, lo que supone un incremento del 33%. También están aumentando los ingresos hospitalarios y la situación epidemiológica ha obligado a que centros hospitalarios comiencen a desprogramar operaciones no urgentes para que haya disponibilidad de camas de críticos.

Movilizaciones

Ante esta situación, CSIF está ultimando movilizaciones en enero para que no se prescinda de los contratos Covid. La Sanidad encadena tres meses de destrucción de empleo y ha perdido 58.536 profesionales entre septiembre y noviembre. Exigimos un plan específico para reforzar la Atención Primaria porque está literalmente destrozada.

Reclamamos, además, a Sanidad que lidere de manera urgente las reformas que requiere el Sistema Nacional de Salud (SNS) para mejorar el nivel de calidad en la asistencia y las condiciones laborales. La pandemia ha puesto al descubierto las debilidades del modelo, provocando una situación en muchos momentos al borde del colapso a centros de salud y hospitales de toda España.

En materia de personal, las diferencias con la UE arrojan un déficit de 285.235 profesionales. La Sanidad requiere de un plan estratégico a 5-10 años para situarnos en la media europea y recuperar los niveles de calidad con los que se planteó el Sistema Nacional de Salud desde sus inicios. Por último, insistimos en que hay que devolver nuestra Sanidad a la normalidad lo antes posible ante el incremento continuo de las listas de espera en todos los ámbitos (consultas, pruebas diagnósticas, intervenciones).