Desde CSIF Sanidad Nacional solicitamos al Ministerio de Sanidad la aclaración del documento Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19 en relación al manejo de contactos en el personal del ámbito sanitario
14 de Septiembre de 2020

Tras la publicación del documento Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19 por parte del Ministerio de Sanidad, son múltiples las dudas y quejas que ha provocado dicho documento ante la indicación de que el personal del ámbito sanitario no debe realizar cuarentena si obtiene un resultado negativo de PCR tras un contacto con un caso confirmado, aunque establece que dicha actuación se llevará a cabo siempre y cuando se garantice que se han mantenido las medidas de prevención de transmisión adecuadas en profesionales y valoración por el servicio de PRL en el caso de que se considere necesario, manteniendo en estos casos el personal del ámbito sanitario una autovigilancia estrecha, una observancia máxima de las medidas de prevención de la infección y un seguimiento activo.

Esta indicación entra en controversia con la que se le realiza a la población general donde se establece que sí deben realizar cuarentena durante 14 días desde el último contacto con el caso confirmado, pudiendo reducirse a 10 días si se le repite una nueva PCR con resultado negativo a los 10 días del último contacto con el caso, ya que teniendo en cuenta la consideración de contacto estrecho: haber prestado cuidados a un caso confirmado sin usar medidas de protección adecuadas incluyendo personal sanitario o sociosanitario, familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar o haber permanecido en la comunidad a menos de dos metros durante más de 15 minutos y teniendo en cuenta el deber de la población general de usar mascarilla quirúrgica, no se podría garantizar en todos los casos su uso adecuado por parte de la misma, a diferencia del personal del ámbito sanitario que sí está cumpliendo las normas establecidas durante su periodo laboral, y en el caso de no haber usado las medidas de protección adecuadas sí estaría indicada la cuarentena tanto para profesionales del ámbito sanitario como para la población general.

El documento también contempla que si tras la detección de un contacto de un caso confirmado en la población general a través de la aplicación RADAR-COVID se realiza PCR

con resultado negativo (el contacto ha de haber sido durante los 14 días previos a la realización de la PCR) no deberá guardar cuarentena, recomendándose realizar una nueva PCR a los 10 días del último contacto con el caso confirmado si la primera se realizó transcurridos menos de 5 días del último contacto con el caso, debiendo mantener una autovigilancia estrecha, limitar las interacciones sociales, contactos con población vulnerable y se reforzarán las recomendaciones generales de prevención de la transmisión.

En el caso de las personas que vuelvan a obtener un resultado de PCR positivo en menos de 6 meses no se indica la cuarentena ya que no existe evidencia de la transmisibilidad al resto de la población, debiendo individualizarse la interpretación de esta repositivización y actuar de acuerdo a ella, debiendo complementarla con otra información microbiológica, con la clínica y el tiempo transcurrido hasta la repositivización entre otros, ya que aunque desde el punto de vista teórico no se puede descartar ni la reinfección ni la reactivación, no han sido demostradas.

Otro cambio que incluye el documento es respecto a la notificación de brotes, que se realizará de forma semanal incluyendo información relevante para su seguimiento y se actualizarán los brotes abiertos (que han tenido casos en los últimos 28 días) que hayan sufrido cambios relevantes.

En conclusión, el personal de ámbito sanitario que durante su trabajo no haya establecido las medidas de prevención de transmisión adecuadas tras un contacto con un caso confirmado y con un resultado de PCR negativa, deberá realizar cuarentena como el resto de la población según indica la interpretación del documento.

Desde CSIF, solicitamos al Ministerio de Sanidad que aclare la información al respecto y confirme que el personal de ámbito sanitario que haya tenido un contacto con un caso confirmado sin haber tenido la protección adecuada y con un resultado de PCR negativa debe realizar cuarentena al igual que el resto de la población, además de garantizar la igual actuación para profesionales sanitarios como de gestión y servicios pertenecientes al ámbito sanitario de nuestro país.