Casi un 70% de los MIR se plantea trabajar fuera cuando acabe su formación por la falta de oportunidades en España
- Fuga de personal especializado: las mejores ofertas laborales y el reconocimiento en el extranjero les empuja a salir
- La Sanidad ha afrontado la pandemia con un déficit de 51.800 efectivos: reclamamos un refuerzo urgente de plantillas
01 de Julio de 2020

Casi un 70% de los médicos internos residentes (MIR) se plantean trabajar fuera cuando acabe su periodo de formación por la falta de oportunidades laborales, aunque la práctica totalidad quiere trabajar en España. Así lo revela una encuesta de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en la administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, sobre expectativas laborales de este colectivo realizada este mes.

Ahora más que nunca, desde CSIF, reclamamos unas condiciones de trabajo dignas y un contrato que garantice continuidad y seguridad para estos trabajadores/as. Existe una fuga de profesionales a otros países, a pesar de que el Covid-19 confirma que hay que reforzar el personal de la Sanidad en todas las CCAA, y es urgente que sigan trabajando en nuestro país tras especializarse.

La encuesta de CSIF, realizada entre más de 1.500 profesionales médicos en formación de todo el país, destaca que un 86% de MIR cree que sus oportunidades laborales son mejores en el extranjero frente a un 14% que opina lo contrario.
Otro dato llamativo, según este sondeo de CSIF, es que la mitad del personal encuestado considera que su esfuerzo para adquirir las competencias en su formación sanitaria no se verá reconocido al acabar la residencia, lo que les motiva a emigrar.

Más valorados fuera

Asimismo, aunque casi el 90% considera que las oportunidades laborales y el reconocimiento es mayor fuera de España, la práctica totalidad de los encuestados (un 97%) se quedaría en nuestro país si contara con las mismas condiciones y oportunidades de empleo.

Desde CSIF, hemos advertido durante esta crisis de que la Sanidad ha afrontado la pandemia con un déficit de 51.800 efectivos, por lo que urgen Planes de refuerzo en los centros hospitalarios y de atención primaria para abordar con garantías la situación y los posibles rebrotes.

Respecto a los MIR, reclamamos que se igualen las retribuciones básicas y complementarias en todas las entidades titulares docentes dependientes del Sistema Nacional de Salud y que se regulen y homogeneicen horarios y número de guardias realizadas al mes, no sobrepasando un máximo de guardias permitidas.

Abogamos por un aumento de un 20% de las plazas MIR y por limitar el Ratio máximo de residentes por cada adjunto, entre otras reivindicaciones. Sobre el auto del Supremo conocido esta semana -que suspende este año la elección de plazas MIR solo telemática y aboga por un modelo presencial y online-, desde CSIF siempre hemos exigido las máximas garantías en este proceso. A partir de ahora, el Ministerio debe recuperar el tiempo perdido y acabar con éxito -aunque ya tarde- este proceso.