Todo hospital debe tener personal con nombramiento especial en Covid-19
22 de Junio de 2020

Javier Martínez, presidente de Sanidad de CSIF, analiza los errores y aciertos cometidos durante la crisis sanitaria

Javier Martínez, presidente de Sanidad de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), analiza para Redacción Médica los errores y aciertos cometidos durante la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19.

"El Sistema Nacional de Salud (SNS) y los sistemas sanitarios autonómicos tienen mecanismos para detectar situaciones como la actual, pero no han sido eficientes para abordar la situación", lamenta Martínez, quien cree que ha habido "una improvisación alarmante, debido a la consideración que se le tiene al Ministerio de Sanidad, por los propios políticos, como un ministerio vacío y sin competencias".

La opinión de Martínez forma parte del documento 'Lecciones del Covid-19 (qué ha aprendido el sector sanitario español ante la pandemia)', impulsado por este medio y en el que participan las voces más relevantes de la sanidad española.

¿Cuáles son los aciertos y errores que considera que se han cometido durante la crisis?

Un error ha sido la falta de planificación y organización, basándose en criterios políticos y no sanitarios, en un estado de alarma sanitaria. Ha habido una falta de previsión total, se subestimó el alcance y la gravedad, a pesar de que se tenía información sobrada de lo que iba a ocurrir, ya que pasó en China e Italia antes que en España. Se acudió tarde a buscar material de protección, tarde al control de fronteras y aeropuertos, tarde y mal a proteger a trabajadores del ámbito sanitario y sociosanitario o fuerzas de seguridad. Y todo ello se hizo con el sistema sanitario que teníamos, muy castigado por los continuos recortes y depauperado, con falta evidente de personal, medios materiales y tecnología, que evidenciaba un colapso del sistema.

El Sistema Nacional de Salud y los sistemas sanitarios autonómicos tienen mecanismos para detectar situaciones como la actual, pero no han sido eficientes para abordar la situación. En Italia el 14 de febrero se hacían controles en los aeropuertos.

Otro error fue la falta de valentía del Ministerio de Sanidad para regular, normativamente hablando y dentro de sus competencias, la precariedad laboral que durante una década viene adoleciendo el Sistema Sanitario Público, reivindicación realizada hasta la saciedad desde CSIF; como la falta de profesionales, y la alta tasa de temporalidad, o déficit de las infraestructuras.

También, una improvisación alarmante, debido a la consideración que se le tiene al Ministerio de Sanidad, por los propios políticos, como un ministerio vacío y sin competencias.

Es patética la actuación a la hora de gestionar compras, donde se debe de tener un amplio estocaje de material, equipos formados y preparados incluyendo los cargos intermedios en protocolos y medidas de seguridad, creer en la prevención de riesgos de una vez por todas.

Se hizo oídos sordos a las manifestaciones de esta organización, organismos internacionales y a las experiencias vividas en otros ámbitos.

Ante una crisis similar futura ¿qué medidas deberían de adoptarse ya de forma preventiva en cuanto a recursos humanos, recursos materiales y gestión / organización?

-Participación de los legítimos representantes de los trabajadores por tener competencia en ello, información y consenso en la elaboración de los planes estratégicos.

- Formación y experiencia de las organizaciones sindicales, que son útiles y necesarias.

-Creación y regulación de planes de reserva estratégica de material.

- Potenciación de los servicios de Prevención y Salud Pública en todos sus aspectos, dotación de medios humanos y materiales para una correcta protección y seguridad; así como la realización de evaluaciones de riesgos, incluyendo riesgos psicosociales.

-El Ministerio debe, sin invadir las competencias transferidas, coordinar las actuaciones de las comunidades autónomas obligandoles a tener un plan estratégico preparado y acordado.

-Formación continua y real de todas las categorías profesionales del ámbito sanitario, ante situaciones similares.

-Plantillas acordes y reales, bajando la temporalidad de un sistema como el nuestro, obviado políticas economicistas,

-Incremento de dotación presupuestaria y que esta sea finalista.

¿Qué podría aportar CSIF que no haya podido aportar en la crisis actual?

CSIF ha estado a la altura de las circunstancias en nuestro cometido. Algunas cosas se hubieran mejorado si el Ministerio hubiera actuado con transparencia, comunicación e información y no se hubiera puesto al margen de los profesionales, incluyendo algunas manifestaciones de dirigentes fuera de lugar y tono, todo se agrava con el vacío de la Administración hacia los legítimos representantes de los trabajadores.

Es necesaria más colaboración, información, consenso y aportación a las actuaciones, que pueda servir de alivio a los trabajadores, esto es un pilar básico de la negociación colectiva. Los profesionales están sometidos al tremendo estrés sufrido, sin protección, sin apoyo psicológico y sin planificación alguna.

Pedimos el cumplimiento de nuestras competencias y una adecuada reflexión a las críticas emanadas, entre otras, de nuestra organización.

También son necesarios protocolos técnicos científicos de expertos con aportaciones de nuestra parte, que también las poseemos, y que estos sean carentes de cuestiones políticas; donde se transmita un único mensaje en colaboración con todos los territorios tanto de gestión como desde el ámbito social.

Hay que desatascar de una vez por todas y de forma consensuada una política de Recursos Humanos a corto plazo que evite una desorganización tan alarmante, con refuerzos de las estructuras del modelo de Salud (ratios profesionales/pacientes).

En recursos humanos, se deben tener en todos los centros hospitalarios una dotación de personal con nombramiento especial Covid-19 o cualquier otra situación que se produzca, altamente preparado para una intervención rápida. Hablamos de la sanidad como un verdadero pilar esencial en nuestra sociedad, con un seguimiento semanal, mensual, trimestral y anual.

En la Mesa del Ámbito de Negociación del Ministerio de Sanidad, del pasado 13 de mayo, en la exposición del Secretario General, Faustino Blanco, manifestó la urgente necesidad de potenciar los Servicios de Salud, con Recursos Humanos e Infraestructuras. Ha tenido que existir una alarma sanitaria, con miles de fallecimientos y contagiados, para tener que reconocer la auténtica necesidad de potenciar el Sistema Sanitario Público, cuestión que venimos más de una década denunciando.

Si quieres que tu casa no se venga abajo y pueda soportar tsunamis, refuérzala, constrúyela con los mejores profesionales formados y dótala de los medios necesarios para ello.

Fuente: Redacción Médica