CSIF reclama a Renfe que ponga fin a la congelación salarial tras la subida de sus ingresos en un 40%
- La empresa no puede poner más excusas: se está recuperando de las pérdidas sufridas durante la pandemia
03 de Mayo de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denuncia la congelación salarial que sufren los empleados/as de Renfe y reclama una subida salarial acorde al incremento del coste de la vida y la pérdida de poder adquisitivo de la plantilla.

Desde el sindicato, reclamamos a la empresa que se siente a negociar una mejora de las condiciones laborales de sus plantillas y le recordamos que durante el primer trimestre del año sus ingresos han aumentado casi un 40% (250 millones de euros más), y que su facturación ascendió a 917 millones de euros hasta el pasado marzo respecto a ese mismo periodo de 2021.

Desde CSIF, subrayamos que la compañía ferroviaria se está recuperando de las pérdidas sufridas durante la pandemia y su cifra de viajeros se ha incrementado casi un 50% durante el primer trimestre del año, según ha informado la propia empresa.

Sin embargo, pese a que los salarios de los directivos de Renfe son los más altos de todos los entes públicos en nuestro país, la compañía no ha hecho efectiva la subida salarial fijada para los empleados/as públicos para 2022, mientras que en 2020 solo lo hizo de una manera parcial.

Los responsables de la empresa no tienen más excusas para no aplicar los incrementos salariales pendientes porque sus plantillas no pueden seguir arrastrando esta pérdida de su poder adquisitivo, agravada por la fuerte subida de la inflación. Exigimos, además, que traslade la subida de precios a los salarios.

Por último, criticamos que en lugar de reconocer la labor de sus trabajadores/as, especialmente durante los momentos más duros de la pandemia, la empresa pública siga castigando a sus plantillas y no les reconoce una subida salarial que es de justicia.