CSIF advierte sobre la merma de derechos laborales que sufren muchas personas con discapacidad
- 3 de diciembre: Día Internacional de las Personas con Discapacidad
- Los policías locales, obligados a la jubilación forzosa tras sufrir discapacidad en accidente laboral
- CSIF reclama adaptación de puestos de trabajo, catálogo de puestos para favorecer la contratación y adaptación del entorno sin barreras
03 de Diciembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, conmemora el 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad bajo el lema Por la inclusión y el pleno empleo. Sin barreras.

Entre nuestros principales objetivos, se encuentran los de conseguir la inclusión y el pleno empleo de las personas con discapacidad y para ello es necesario que el Gobierno, las administraciones, empresas, instituciones y organizaciones no gubernamentales se impliquen y trabajen de una manera coordinada.

Desde el sindicato, promovemos entornos laborales accesibles para garantizar el respeto y trato justo entre todos sus profesionales y nos sumamos al compromiso de la Agenda 2030 para no dejar a nadie atrás. Sin embargo, la falta de criterios inclusivos en el diseño, adaptación de los puestos de trabajo, en la organización de las tareas y en las medidas de accesibilidad, etc. provoca que la gestión de la diversidad funcional sea en ocasiones muy deficiente.

En este sentido, CSIF quiere llamar la atención sobre las discapacidades sobrevenidas por accidentes de trabajo. Denunciamos que hay colectivos, como el de la Policía Local, en los que se puede perder el trabajo tras sufrir una discapacidad como consecuencia de un accidente. En estos casos, estos empleados/as públicos están obligados a pasar a la jubilación forzosa con una perdida retributiva del 45%.

Por ello, hemos remitido un escrito al Ministerio de Derechos Sociales solicitando protocolos de adaptación de los puestos de trabajo y la regulación de la segunda actividad para aquellos trabajadores/as que puedan desempeñar otro tipo de trabajo dentro de su administración. Con ello evitaremos que las secuelas de un accidente laboral supongan una merma de derechos y condiciones laborales.

Además, denunciamos que en la Administración pública no existen planes de acogida ni preparadores/as laborales que faciliten la incorporación de las personas con discapacidad a sus puestos de trabajo, tras aprobar una oposición.

Desde CSIF, subrayamos que este colectivo debe ser incluido en el ámbito laboral, cumpliendo con la obligación de contratación de un 5% de personas con discapacidad +2% discapacidad intelectual.

De ningún modo una discapacidad debe mermar los derechos o condiciones laborales de las personas trabajadoras.

Por estas razones, reclamamos:

  • Catálogo de puestos para personas con discapacidad para favorecer la contratación.

  • Garantizar a las personas trabajadoras con discapacidad el acceso a su puesto de trabajo en igualdad de condiciones y con plenas garantías de seguridad y salud.

  • Plan de acogida en los centros de trabajo y preparadores/as laborales en administraciones y empresas.

  • Centros de trabajo sin barreras físicas ni cognitivas y con perfiles profesionales flexibles.

  • Adaptación del entorno de trabajo: mobiliario, equipos, herramientas, la accesibilidad en espacios de trabajo y zonas de paso, aspectos organizativos, etc.

  • No a las prejubilaciones forzosas por motivos de discapacidad.

  • Formación y sensibilización a la plantilla.